Historia de Chihuahua

Ofertas

PUNTO ESTRATÉGICO DURANTE LA REVOLUCIÓN

En 1534 Alvar Nuñez Cabeza de Vaca y sus compañeros expedicionarios son los primeros españoles en llegar a tierras chihuahuenses. Treinta años más tarde la Audiencia de Guadalajara permite a los misioneros franciscanos y jesuitas establecerse hacia el norte, por lo que comienzan las labores de evangelización en ese territorio.

Francisco de Ibarra organiza el gobierno y le da al territorio la denominación genérica de reino, dividido en provincias y con el nombre de Nueva Vizcaya.

Específicamente, la ciudad de Chihuahua fue fundada el 12 de Octubre de 1709 con el nombre de San Francisco de Cuellar, posteriormente se convirtió en San Felipe el Real de Cuellar y más tarde se denominó San Felipe el Real de Chihuahua.

La población nace gracias a las riquísimas minas de Santa Eulalia, ubicada a 9 km al este. Su fundación en el valle formado en la confluencia de los ríos Chuviscar y Sacramento obedece a dos razones; la primera, las reales ordenanzas de 1573 que indicaban que las fundaciones de los nuevos asentamientos debían hacerse junto a los ríos; y la segunda, la necesidad de mayor cantidad de agua para el beneficio de los metales.

En el estado se empezaron a diversificar las actividades productivas; gracias a la bonanza de la minería floreció el comercio; asimismo, se inicio la ganadería, hoy por hoy una de las actividades económicas más preponderantes de esta región.

Mientras que en el centro y sur del país se gestaba el movimiento independentista, en esta región se libraba una sangrienta guerra con los Apaches. En 1880 en Tres Castillos se peleó la ultima de las batallas, en ella murió el legendario Jefe Apache Vitorio, fue derribado por dos tarahumaras –Mauricio Corredor y Roque-, liderados por el General Joaquín Terrazas; en esta batalla solo sobrevivieron mujeres y niños, fue este el principio del fin de esta tribu; posteriormente Jerónimo, -el ultimo líder Apache- se rindió al Ejercito Norteamericano.

En 1864 la ciudad de Chihuahua albergó al Presidente Don Benito Juárez y a su gabinete, convirtiéndose en sede de los poderes de la República. Juárez permaneció en territorio Chihuahuense durante la invasión francesa.

Cuando ascendió al poder el General Porfirio Díaz en 1877, ya la ciudad de Chihuahua contaba con 22 mil habitantes, en los almacenes de la ciudad se podían conseguir los mas exquisitos productos europeos; esta población ya era el centro económico y político del estado.

En 1881 empezó la construcción del Palacio de Gobierno; el ferrocarril ya nos comunicaba a la Ciudad de México, iniciándose en 1903 la construcción del ferrocarril Chihuahua al Pacifico. Los rumbos del Paseo Bolívar, la Avenida Cuauhtémoc y la Calle Juárez, se construyeron bellas mansiones con fachadas de cantera. La ciudad reflejaba prosperidad. El Parque Lerdo y su hermosa arboleda era por donde las familias paseaban los domingos.

Durante la Revolución Los Dorados y su comandante en jefe el General Francisco Villa, Pascual Orozco y Toribio Ortega entraron en escena. Después de diez años de sangrienta lucha y de la muerte de Carranza, Villa se retiro.

Los que siguieron fueron años muy difíciles hasta que por 1940 inicio la recuperación y estabilidad política. En 1954 se fundo la Universidad Autónoma de Chihuahua y a partir de entonces, empezó la era moderna de la ciudad. 

QUÉ VER EN CHIHUAHUA

QUÉ HACER EN CHIHUAHUA

HOTELES EN CHIHUAHUA