Pueblos mágicos de México

El Programa de Pueblos Mágicos se creó para darle un reconocimiento a diversos lugares que tienen atributos especiales como una importante historia, atractivos culturales y naturales únicos, así como tradiciones arraigadas que hacen de la población un lugar digno de ser visitado.

De esta forma se puede disfrutar de Bernal con su enorme Peña y sus bellas artesanías de lana; de Cuetzalan, con sus tradiciones serranas y su incomparable paisaje de cascadas y grutas; de Bacalar, con la “Laguna de los Siete Colores” y su ancestral fuerte; de Izamal, con su imponente convento amarillo; de Palenque, con uno de los vestigios más representativos de la enigmática cultura maya; de Tepotzotlán con uno de los ejemplos más sorprendentes del barroco novohispano; o bien, de Yuriria, con su convento a la orilla de un lago.

Los Pueblos Mágicos son capaces de inundar todos nuestros sentidos: son color, reflejado en sus tradiciones y artesanías como las alfombras de Huemantla, o las esferas de Chignahuapan; son olores que embargan como el olor de café en Coatepec; son sabores, que deleitan con con sofisticadas nieves de pétalo de rosa o queso en Dolores Hidalgo; son un placer al tacto al sumergirse en las aguas termales de Ixtapan de la Sal; y son un plácido sonido de las olas quietas que golpean la arena en Mazunte.

Descubre los pueblos mágicos por destino

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web