Tlalpan

En el antiguo pueblo de Tlalpan sus casas y huertas se distinguieron por sus dinteles labrados, portones y balconerías.

La belleza en las construcciones se ve aún mas en las construcciones religiosas, como la portada de argamasa del templo de San Agustín. El sabor popular de esta obra del siglo XVII tiene su contraparte en la modernísima capilla del convento de Capuchinas que en los años cincuenta diseñó Luis Barragán y Mathias Goeritz.

Antiguamente Tlalpan tuvo gran fama por su feria, actualmente la alegría de la fiesta de San Agustín compite solamente con la pasión y algarabía que provoca el fútbol en uno de los mayores estadios del mundo, el Estadio Azteca.

El centro de Tlalpan tiene atractivos cafés, bares y restaurantes.

También te podría interesar: