Templo de Los Siete Príncipes

El conjunto arquitectónico no se planeó como un solo proyecto, si no que el templo y el Ex Convento eran dos construcciones independientes.

Primero se edificó el templo en lo que anteriormente fue un santuario dedicado a los Siete Príncipes. Y en 1730 los vecinos y devotos decidieron construir una capilla que se edificó entre 1755 y 1764.

El interior del templo esta compuesto por una nave con capillas laterales. Se destaca el retablo principal de estilo neoclásico y que es de principios del siglo XX. En el centro esta la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, rodeada de los siete arcángeles tallados en madera.

En los terrenos anexos al templo se decidió fundar el convento. El encargado de la construcción fue el Obispo Don José Gregorio Ortigoza, quien tomo como referencia el convento de las capuchinas de Corpus Cristi de la Ciudad de México, que estaba destinado exclusivamente para religiosas indígenas.

En 1863 debido a las Leyes de Reforma se expropió el convento y fue hasta 1890 cuando el obispo Don Eulogio Gillow lo compró es fue restaurado para alojar una escuela de artes y oficios para gentes del pueblo de Oaxaca.

Después el inmueble fue abandonado y en 1933 fue declarado monumento histórico. Sin embargo, no fue si no hasta 1963 que fue restaurado para la Casa de la Cultura de Oaxaca y el Archivo General del Estado.

Ubicación

González Ortega, entre Cristóbal Colón e Ignacio Rayón, Centro Histórico, Oaxaca de Juárez, Oax.

También te podría interesar: