Nombre de Dios

Ofertas

MARAVILLAS DE UN VALLE

De acuerdo a la creencia popular se dice que cuando Dios repartió las riquezas en el mundo se le cayó una canasta en el Valle de Nombre de Dios, debido a sus fértiles tierras bañadas por el río Tunal, sus cascadas, ojos de agua y regiones llenas de frondosos árboles.

Se ubica a 52 km al oriente de la capital del estado y es un lugar lleno de historias y leyendas de la época de la conquista y de la colonia. Su fundación se remonta a 1563, cuando Fray Jerónimo de Mendoza comenzó la evangelización de la región; a éste fraile franciscano los indígenas lo conocían como Fray Cintos y le atribuían poderes mágicos y curativos. Sus restos se ubican en el Templo de San Francisco en donde algunos fieles todavía acuden a rezarle.

Entre sus artesanías más representativas se encuentran los cestos de vara de sauce y carrizo, cordeles, morrales de lechuguilla, así como bateas y cucharas de madera de sauce y álamo.

En Nombre de Dios puedes saborear unas ricas torrejas de calabaza, jocoque con rayas de chile, gorditas rellanas de diversos guisados y quesadillas de queso asadero. También hay varios dulces muy ricos como los dulce cristalizados de biznaga, dulce de chilacayote, cajeta de diversas frutas como membrillo, perón y manzana. En cuanto a las bebidas, en la región se elaboran vinos de frutas como granada, nogal, chabacano, durazno, manzana y uva, entre otras, así como mezcal que se elabora en las comunidades de La Constancia. Muchos de los productores te invitan a que conozcas más sobre la elaboración de todos éstos productos.

Qué ver en Nombre de Dios

En la plaza principal se encuentra la Parroquia de San Pedro Apóstol se ubica frente a la plaza principal y data del siglo XIX.

Se destaca el Templo de San Francisco que data del siglo XVIII, actualmente se encuentra en ruinas pero aún se pueden apreciar sus torres y nichos. Esta fue la construcción que sustituyó al primer templo de la Nueva Vizcaya.

Otro templo interesante es el de Jesús Nazareno, construido por una comunidad de purépechas que provenían de Michoacán, con bellas imágenes pintadas al fresco y esculturas en bulto policromadas. Se destacan tres grandes Cristos, un enorme lienzo que representa a las Ánimas del Purgatorio, una escultura del Señor del Árbol de la Vida y una extraña reliquia, un cráneo perforado que perteneció a un cacique llamado Uraján de Luna que falleció en el siglo XVII por un golpe de pico.

En el Museo Comunitario Contalpa se exhiben fósiles de animales prehistóricos petrificados como el mamut, así como algunas herramientas que pertenecen al periodo prehispánico. También hay algunas fotografías que narran la historia del poblado.

A pocos kilómetros del poblado se encuentra la Ex Hacienda de Juana Guerra que fue construida en 1586. Actualmente se conservan la casa principal, el molino y la capilla de San Antonio de Padua.

En sus alrededores se destaca la cascada El Saltito que contrasta con el paisaje semiárido de huizaches y mezquites. El bello salto de 20 mts de altura también presenta la peculiaridad de que se puede ver al ras del suelo, es como si se hubiera cavado un hoyo en el suelo para colocarla.

Siguiendo con la exploración de sus bellezas naturales puedes gozar de un paseo a las orillas del río Mezquital, penetrando en un bosque de viejos sabinos que han formado un peculiar paisaje con sus enormes raíces que sobresalen de la tierra.

Otro de los escenarios naturales que no te puedes perder es un paraje denominado Los Salones en donde hay decenas de sabinos que parecen inclinarse a tomar agua del río Tunal, mismo que sirve de reflejo de los árboles, por lo que debido a su color azul oscuro pareciera que hay un túnel de ramas, un paisaje digno de admirarse.

También se encuentra cerca Ojo de Agua de los Berros, una pequeña población que se estableció entre sauces y sabinos. Además de su belleza cuenta con historia, ya que fue aquí donde el fraile franciscano Jerónimo de Mendoza ofició la primera misa católica en 1555 en el territorio que más tarde se llamaría Nueva Vizcaya, lo que actualmente se conforma de Durango, Sinaloa, Chihuahua y parte de Coahuila. En este lugar también hay balnearios.

Qué hacer en Nombre de Dios

Puedes gozar de varios balnearios en la región como los que se encuentran en los Berros, Las Fuentes, San Juan, El Ojito, la Barranca, Los Salones, Puente de Ibarra-Frontón y el Corredor Acuático La Constancia, entre otros.

Los alrededores del pueblo, tanto Los Salones, El Saltito y las orillas del río Mezquital son excelentes lugares para practicar el senderismo y realizar un safari fotográfico.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web