Templo de Santo Domingo

Su edificación se llevó a cabo en el año de 1571 y en un principio intervino el arquitecto Francisco de Becerra, el mismo que estuvo a cargo de la Catedral de Puebla.

Su portada es de cantera gris configurada con gran pureza clasicista. Consta de tres cuerpos y tres angostas entrecalles. En la primera se encuentran dos columnas toscanas. En la segunda hay dos pares de columnas lisas que enmarcan una ventana cuadrada. En el remate de la fachada se ubica una estatua elaborada en mármol de Santo Domingo.

El interior tiene planta de cruz latina con capillas laterales. Llaman la atención sus grandes bóvedas debido a su bella decoración barroca en diferentes diseños. También son interesantes sus magníficos retablos dorados de estilo barroco salomónico.

Sin embargo, lo más extraordinario del templo es la Capilla de la Virgen del Rosario, llamada en el tiempo de su construcción la octava maravilla del mundo y que aun hoy día constituye una de las mayores joyas que posee la ciudad.

El conjunto conventual muestra por el exterior dos capillas, la de los mixtecos y de la tercera orden.

La antigua portería del convento tiene una magnífica fachada que representa el barroco poblano. Esta parte del edificio dejó de ser parte del convento después de las Leyes de Reforma y actualmente alberga al Museo José Luis Bello y Zetina.

Ubicación

Av. 5 de Mayo, Centro Histórico, Puebla de Zaragoza, Pue.

También te podría interesar: