Arquitectura Colonial en Oaxaca

Ofertas

Arquitos de Xochimilco

Arquitos de Xochimilco

+

Se localizan a 9 cuadras al norte del zócalo, sobre la calle de García Vigil. Fue construido a mediados del siglo XVIII y desde entonces hasta después de 1940 surtió de agua a la ciudad.

La obra hidráulica partió del pueblo de San Felipe y terminó en la caja de agua, en una esquina del atrio del templo del Carmen Alto.

Este tramo de acueducto denominado Arquitos de Xochimilco, comprende aproximadamente 300 metros de longitud; es vistoso por sus muros de cantera verde y, sobretodo por sus arcos de medio punto, de ladrillo de barro cocido, bajo los cuales, los vecinos del barrio construyeron los accesos de sus casas. Al inicio de la calle está la plazuela de la cruz de piedra; en su parte media se encuentra otra plazuela con su fuente y bancas de la época colonial.

Palacio de Gobierno

Palacio de Gobierno

+

Se encuentra ubicado al sur del Zócalo. El primer cabildo levantó su primera casa consistorial en 1576, en el mismo sitio donde ahora se encuentra el Palacio de Gobierno.

Se sabe que, en el transcurso del siglo XVII y primer cuarto del siglo XVIII, la construcción tuvo mejoras considerables; el adobe de los muros fue sustituido por cantera y el techo de paja o teja, por el de terracerías sólidas. En 1775, el cabildo contrató los servicios del arquitecto Nicolás de Láfora para que proyectara y dirigiera un nuevo edificio, que concluyó en 1783. Desgraciadamente, los terremotos de 1787 y 1801 dañaron la obra.

El edificio presenta características del renacimiento, basado en el orden clásico dórico. Toda la obra es de cantera verde.

Plaza de la Constitución

Plaza de la Constitución

+

Se encuentra en el corazón del centro histórico de la Ciudad de Oaxaca. Esta plaza existe desde 1529, trazada por Juan Peláez de Berrio.

Durante todo el periodo colonial, la plaza no tuvo empedrado ni banquetas, sólo una fuente de mármol colocada en 1739. Esta fue quitada más tarde para dar lugar a un primer kiosco que, en 1857, lucía como nuevo, rodeado de pequeña arboleda.

En el año 1881 se acordó una nueva compostura y ornamentación, excluyendo los árboles ya crecidos. El 15 de septiembre de 1885 se inauguró la estatua de don Benito Juárez, colocada en el centro de la plaza, una vez quitado el kiosco.

Para 1901 volvió a ser reformado el sitio colocando el actual kiosco de influencia art nouveau que refleja el ambiente de la época porfiriana. En 1967 se adaptaron bajo el quiosco servicios sanitarios y locales comerciales; en el exterior se colocaron fuentes con figuras muy sugerentes, que más tarde fueron sustituidas por figuras caprichosas de cantera verde.

Templo y Ex convento de Carmen del Alto

Templo y Ex convento de Carmen del Alto

+

El conjunto religioso perteneció a la orden de los Carmelitas Descalzos que se establecieron en Oaxaca en 1696. La construcción del templo finalizó en 1751, con el apoyo de la comindad española establecida en la región, con lo que se marcó la diferencia entre el Carmen Alto y el Carmen Bajo, que era de carácter popular.

En 1856, tras la secularización de las propiedades de la iglesia, el convento pasó a manos del Gobierno Federal, el cual lo ocupó como cárcel y cuartel. En 1889 lo adquirió el obispo Eulogio G. Gillow, quien lo restauró para instalar la residencia episcopal y un colegio seminario. En 1910 fue escuela nocturna para obreros y escuela primaria superior. En 1925 pasó nuevamente a ser propiedad federal. Actualmente, en lo que fue el claustro están instaladas las oficinas del Registro Civil del estado. En sus demás anexos funcionan centros escolares y oficinas federales.

El templo tiene un claro estilo neoclásico y se distingue, respecto a los demás templos de Oaxaca (excepto de los Siete Príncipes), por su pórtico, cuya función es preparar el ingreso a la nave principal. La capilla lateral está dedicada a Santa Teresita, cuya imagen, de madera tallada y policroma, yace en una vitrina colocada en el altar.

Templo de los Los Siete Príncipes

Templo de los Los Siete Príncipes

+

El conjunto arquitectónico de los Siete Príncipes no fue un proyecto integral desde el inicio. El templo y ex-convento fueron dos construcciones independientes. La primera obra fue el templo. Este tuvo como antecedente un santuario dedicado a los Siete Príncipes.

Dada la gran devoción a estos santos, los vecinos del barrio, encabezados por el presbítero Juan Diego Martínez Castellanos, solicitaron licencia para la construcción de una capilla.

El convento fue fundado por el Obispo Don José Gregorio Ortigoza, quien pensó en un convento similar al de las capuchinas, de Corpus Cristi de México, destinado exclusivamente para religiosas indígenas. El lugar elegido para su edificación, fueron los terrenos anexos al templo de los Siete Príncipes, recién terminado.

A causa de las Leyes de Reforma, en 1863, el convento fue expropiado y vendido a particulares. En 1890 fue comprado por el obispo don Eulogio Gillow, quien lo restauró para instalar ahí una escuela de artes y oficios para gente pobre y de clase media. A su muerte, el inmueble quedó en manos de particulares, lo cual provocó su abandono y su ruina. En 1933 fue declarado monumento histórico y, en 1963 el Gobierno del Estado inició su restauración para albergar la actual Casa de la Cultura de Oaxaca; sus anexos son ocupados por el Archivo General del Estado.

Templo de Santo Domingo de Guzmán

Templo de Santo Domingo de Guzmán

+

La construcción del conjunto comenzó en 1570, en un espacio que comprendía veinticuatro solares. Veinte de ellos donados, a los Dominicos, por el Ayuntamiento en 1550. El antiguo convento de San Pablo, que fue su primera casa, quedó en ruinas, a causa de los temblores de 1603, 1604 y 1608.

Ante esta situación, la comunidad ocupó temporalmente el convento de Cuilapan, y más tarde se trasladó al nuevo edificio, inaugurado en 1608, aún sin terminar. En 1612 se colocó el retablo mayor, y en 1619 se terminó el convento y la huerta, que más tarde, esta última, llegó a ser un magnífico jardín botánico.

En 1659, iniciaron las obras de yesería , el dorado de las bóvedas en el interior, así como el dorado de la cubierta de la escalera del convento. En 1660 quedaron concluidas las torres, y en 1666 se dieron por terminadas las obras mayores. La Capilla del Rosario se construyó entre 1724 y 1731.

El 30 de marzo de 1933, el inmueble fue declarado monumento histórico. Entre 1956 y 1959 se restauraron los retablos principales del templo y de la Capilla del Rosario. En 1972 se restauró buena parte de la estructura; se remodeló el atrio y actualmente alberga el Centro Cultural Santo Domingo.

La fachada principal esta elaborada totalmente de cantera de la región. Su severidad contrasta con el barroco exuberante de los interiores. Sus cúpulas están recubiertas de azulejo. La decoración del templo, uno de los ejemplos más sobresalientes del barroco mexicano, incluye el excepcional árbol genealógico de Santo Domingo de Guzmán y 36 pinturas, que se encuentran localizados en el arranque que ilustran pasajes del antiguo testamento; las superiores, reproducen escenas de la vida de Cristo y de la Virgen María. A lo largo de la nave se observan finos trabajos de carpintería y herrería, así como también esculturas, pinturas y relieves.

Es una de las más bellas muestras del barroco en México. La decoración del templo es suntuosa y elaborada, la mayoría de las paredes y techo están cubiertas con decoración de estuco en colores brillantes y hoja de oro. También se destaca la hermosa capilla del Rosario tapizada en oro y el retablo principal.

Templo de la Preciosa Sangre de Cristo

Templo de la Preciosa Sangre de Cristo

+

El lugar que hoy ocupa el templo fue utilizado como panteón principal de la ciudad, hasta mediados del siglo XVII. Por estos tiempos, el padre Lorenzo de Olivera dispuso del predio para la construcción del templo, el cual se consagró en el año de 1689. Inicialmente se destinó como ayuda de parroquia, y en 1893 el arzobispo Eulogio Gillow lo declaró parroquia.

En el presbiterio se encuentra la imagen de Cristo Crucificado, custodiado por ángeles y la Virgen Dolorosa al pie de la cruz. En los muros de la nave hay varias esculturas y dos cuadros que representan a la Virgen del Corazón de Jesús y a la de Guadalupe. En el bautisterio se encuentra un óleo antiguo que representa a la Santísima Trinidad; otro más en la sacristía alude al Triunfo de la Iglesia.

Iglesia de San Agustín

Iglesia de San Agustín

+

La obra, en su conjunto, perteneció a la orden de los agustinos que llegaron a la ciudad de Antequera de Oaxaca en 1576.

Las primeras obras del templo y convento, no correspondieron al diseño actual. Como en otros casos, estaban construidos con muros de adobe y techumbres de viguería y teja. El templo fue terminada por completo en 1596.

En 1862, a raíz del decreto de exclaustración, el Gobierno Federal cedió el convento al Instituto de Ciencias y Artes. En 1893, el Obispo Eulogio Gillow adquirió el convento, y fundó ahí la Casa de Cuna, institución de beneficencia infantil, que hasta la fecha ha perdurado.

El templo de San Agustín posee una de las portadas más vistosas de la ciudad. En su interior guarda auténticas joyas que sorprenden por su originalidad y calidad artísticas.

La portada, de estilo barroco, fue realizada por el escultor Tomás de Sigüenza. El retablo mayor, es de estilo barroco terminado en madera tallada y revestido en oro laminado. La escultura principal es la de San Agustín, localizada al centro del retablo. Abajo de San Agustín, está un óleo representando a la Santísima Trinidad. Hay otros dos retablos que, aunque de menor tamaño, son de igual belleza que el mayor.

Nuestra Señora de la Merced

Nuestra Señora de la Merced

+

Este establecimiento, en Oaxaca, surgió a raíz de la necesidad de un punto intermedio en la comunicación, entre México y la zona misional de Guatemala. Fue fundado por la orden de los hermanos de Nuestra Señora de la Redención o de la Merced, por Real Cédula del 23 de enero de 1598. Su construcción, posiblemente, se realizó hasta los primeros años del siglo XVII.

Se sabe que el primer templo fue derribado a consecuencia de los temblores que sacudieron a la ciudad en esa época. El actual data de 1646, año en que el convento también se amplió para establecer uno de los primeros colegios de la época misional. A lo largo de su historia, el templo fue afectado y reconstruido en varias ocasiones a consecuencia de los movimientos telúricos. Al concluir una de las reconstrucciones, en 1690, se dedicó, el 24 de septiembre, a la fiesta de la Virgen de la Merced.

Con la nacionalización de los bienes del clero, los frailes fueron exclaustrados, pero el templo continuó abierto al público. En 1898, el obispo Gillow lo adquirió e inició su restauración. Fue decretado monumento histórico en diciembre de 1933.

El templo y el convento presenta características de muy diversas épocas. La gama de detalles arquitectónicos y elementos decorativos hacen de este templo, uno de los más importantes de la ciudad.

Templo de San Juan de Dios

Templo de San Juan de Dios

+

Este establecimiento católico tuvo su origen con la llegada de los conquistadores españoles a Oaxaca, en 1521. La primera construcción se atribuye a Juan Díaz y Fray Bartolomé de Olmedo, clérigos que venían con las fuerzas de Hernán Cortés. En un principio se trató de una capilla de adobe y techo de paja, dedicada a Santa Catalina.

Cuando la Villa de Antequera fue declarada sede diocesana, la capilla fue reconstruida con ladrillo y teja para cumplir con esta nueva función. Por tal motivo, se ha considerado a este templo como la primera catedral de Oaxaca. Al concluirse la obra de la nueva catedral formal, poco a poco, la capilla quedó abandonada y finalmente fue destruida por el temblor de 1662.

La nueva construcción se hizo en 1699, a la llegada de los monjes Juaninos. Posteriormente, erigieron el convento y hospital que, al concluirse en 1703, empezaron a llamar de San Juan de Dios. Con el tiempo, los terrenos que estos edificios ocuparon, pasaron a ser las instalaciones del actual mercado 20 de Noviembre.

El templo fue destruido por un incendio en 1864. Lo reconstruyeron tres años más tarde, para ser consagrado el 26 de enero de 1890. Fue declarado monumento histórico el 9 de enero de 1934.

El templo de San Juan de Dios fue la primera iglesia de Oaxaca donde se dijo la primera misa, al pie de un árbol de huaje, porque precisamente allí pasaba entonces el río Atoyac, que más tarde fue desviado hasta las faldas de Monte Albán.

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

+

El primer obispo, Juan López de Zárate, ocupó el templo de San Juan de Dios, como catedral a partir de 1535. En este mismo año, López de Zárate inició los preparativos para la construcción de la nueva catedral, basada en el diseño de tipo basilical usado en la ciudad de México y Puebla.

La catedral atravesó por varias etapas de construcción, hasta alcanzar su forma actual. La primera obra inció en 1535 y se concluyó en 1574; el diseño comprendía tres naves, con muros y pilares de cantera; la portada era austera, y el interior tenía altares y retablos. Hacia 1667, la autoridad eclesiástica inició el abovedamiento de las naves, la sacristía y la sala capitular, lo cual fue concluido en 1678. En 1682 fueron trazadas las capillas laterales, concluyéndose su construcción en 1694.

En 1714, un fuerte temblor causó serios daños, lo cual obligó cerrarla al culto. En 1724 se decidió la reconstrucción, otorgando el proyecto al arquitecto local Miguel de Sanabria. El proyecto comprendió además el abovedamiento de la Capilla del Sagrario y la Capilla de Guadalupe. La reinauguración corrió a cargo del obispo Fray Francisco Santiago y Calderón, el 21 de abril de 1733.

En 1890, ante la ausencia del obispo de Oaxaca Eulogio Gillow, el cabildo sustituyó el remate por un campanario con reloj, mismo que fue retirado a principios de los años cuarenta, de este siglo, y reemplazado por el remate actual, al tiempo que se reconstruían los campanarios. En 1982 fue retirada la reja del patio atrial, quedando integrado a la Alameda de León y ampliado hacia el Zócalo de la ciudad.

La fachada data del siglo XVII y esta realizada en cantera verde con un estilo barroco. En su interior existe una importante colección de pinturas.

Ex Convento de Santa Catalina de Siena

Ex Convento de Santa Catalina de Siena

+

Fue fundado por el Obispo Fray Bernardino de Albuquerque, en 1568, con el nombre "Monasterio del Rosario de María". Comenzó a funcionar, provisionalmente, en una casa cedida por el señor Albuquerque, con cuatro monjas, de la orden franciscana, traídas de la ciudad de México.

En 1579 se encargó la construcción del edificio a Hernando Cavarcos, quien se hallaba dirigiendo las obras del templo de Santo Domingo de Guzmán. Se sabe que la construcción de este convento dio principio hasta pocos años antes de finalizar el siglo XVI, y se concluyó en el siglo XVIII.

A raíz de la exclaustración de monjas, decretada por las Leyes de Reforma en 1862, el convento sirvió de cárcel, y lo que fuera el templo y atrio se transformó en Palacio Municipal. Posteriormente, el templo funcionó como cine, para lo cual se abrió una puerta en el muro poniente que todavía existe.

A principios de siglo se instaló una logia masónica en una fracción de la esquina, de las actuales calles de Reforma y Murguía. En 1950 se destinó la parte restante, sobre la calle de Reforma, a la escuela Abraham Castellanos. Por último, en 1976, el ex-convento se transformó en hotel y se declaró, el inmueble, tesoro nacional.

En el patio noreste, destaca el novedoso conjunto de doce lavaderos, en un reducido edificio de planta octagonal que remata con una cúpula mudéjar.

Templo de la Compañía de Jesús

Templo de la Compañía de Jesús

+

En 1579 se inició la construcción del templo, al que los Jesuitas denominaron San Francisco Javier. Esta edificación fue muchas veces arruinada por los terremotos, principalmente por los de 1603, 1604 y 1607. Su restauró para 1665, sin embargo un nuevo temblor en 1711, echó abajo las bóvedas del templo junto con el colegio.

En 1767 fue expulsada, de la Nueva España, la orden de los Jesuitas y el convento y templo fueron cedidos a una congregación de monjas Concepcionistas. Se realizaron diversas reparaciones, y el templo quedó bajo la advocación de la Inmaculada Concepción. A raíz del decreto de exclaustración de 1867, el edificio estuvo abandonado por más de treinta años. En ese tiempo, el convento o colegio fue fraccionado y vendido a particulares, lo que ocasionó que, actualmente, la planta baja esté convertida en comercios, y la alta en bodegas. El 4 de mayo de 1933, el conjunto fue declarado monumento histórico.

La construcción utiliza elementos clásicos de estilo plateresco. El retablo principal es de madera y conserva parte de sus antiguas formas y dorados. Los demás retablos son más recientes, los de los nichos laterales son neogóticos y el dedicado al Sagrado Corazón es neorrománico.

El antiguo ex convento o colegio estuvo organizado por cuatro patios rectangulares con corredores y arcadas apoyadas sobre columnas dóricas. Su imponente aspecto fortificado y de encierro dio origen al sobrenombre de "Casa Fuerte", como aún se le conoce.

El retablo principal conserva parte de sus antiguas formas y su cubierta de oro.

Iglesia del Carmen Bajo

Iglesia del Carmen Bajo

+

La primer ermita se construyó en 1554 de adobe y techo de paja, se le conoció como "Las Lágrimas de San Pedro". En 1862 ésta fue arrasada por un incendio y se reconstruyó. Desde sus inicios estuvo destinada a la población nativa oaxaqueña. Cuando el templo fue dedicado a la Virgen del Carmen, empezó a llamarse "El Carmen de Abajo", para diferenciarla del templo del Carmen Alto, que pertenecía a los feligreses de la nobleza colonial de Antequera.

El templo del Carmen Bajo tiene su planta arquitectónica en forma de cruz latina. Complementan el conjunto dos capillas, algunos locales y dos pequeños atrios. El templo conserva retablos del siglo XIX, y algunas pinturas de principios del siglo XX.

El aspecto exterior es interesante por su gran tamaño, no así por sus elementos decorativos que son sencillos.

Templo de San José de Gracia

Templo de San José de Gracia

+

El primitivo templo de San José fue construido por los jesuitas entre 1588 y 1594. Sin embargo, sufrió graves deterioros en 1616 debido a un temblor; por esta razón estuvo abandonado durante muchos años. Después de su reconstrucción, en 1696, sobrevino otro terremoto que lo derribó completamente.

Al comenzar el siglo XVIII, el obispo Angel Maldonado propuso reedificarlo y, a su vez, anexarle un convento para albergar a las madres de la congregación de capuchinas.

La recostrucción del templo se concluyó en 1728 y la del convento en 1744. Durante la Revolución, el ex-convento funcionó como hospital de sangre y asilo de ancianos. En 1947 se realizó su restauración para transformarlo en la Escuela de Bellas Artes.

La disposición arquitectónica del templo es en forma de cruz latina.

En la portada del convento se da un singular trato a la arquitectura barroca. Se trata de una mezcla de diferentes motivos vegetales, de origen popular, con reminiscencias platerescas, de siglos anteriores.

Actualmente es una escuela de Bellas Artes.

Basílica de la Soledad

Basílica de la Soledad

+

El suceso que dio origen al actual santuario se remonta a 1617, cuando, según la tradición: un arriero procedente de Veracruz, rumbo a Guatemala, notó, al llegar a Oaxaca, que en su recua había una mula de más; al pasar por la ermita de San Sebastián, la mula cayó al suelo vencida por la carga que traía. El intento del arriero por levantarla fue inútil, por lo cual dio aviso a las autoridades para evitar castigo alguno. Al retirar la carga de la mula, ésta se levantó y murió al momento.

La carga fue revisada y fue hallada la imagen de la Virgen, acompañada de un Cristo y un letrero que decía "La Virgen al Pie de la Cruz". Ante este suceso el obispo Bartolomé Bohorquez ordenó que en el lugar se construyera un santuario en honor de la divinidad.

En su interior, se destaca la estatua de la Virgen de la Soledad, un bello órgano y las pinturas del siglo XVIII a los costados del presbiterio. El Museo Religioso anexo al templo, es digno de visitarse.

Templo de San Felipe Neri

Templo de San Felipe Neri

+

Perteneció a la congregación de Oratorio de San Felipe Neri fundada en la ciudad de Antequera, hoy Oaxaca, en 1661. El templo empezó a construirse en 1733, y fue concluido en 1770, excepto los campanarios que datan del siglo XIX. Fue consagrado en 1773, bajo la advocación de la Virgen del Patrocinio y San Felipe Neri..

La portada es de estilo barroco. En el interior destacan las pinturas que representan la Coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad, la Institución del Rosario con Santo Domingo, de rodillas y San Diego de Alcalá, en la parte superior sobresalen también cuatro enormes medallones ovalados de aproximadamente cinco por tres metros, en los que hay cuatro pinturas de arcángeles, una en cada medallón, estos medallones están decorados con elementos vegetales como en las primeras manifestaciones del rococó en México a mediados del siglo XVIII. Su retablo dorado es un portento de arte y belleza.

Templo de San Cosme y San Damián

Templo de San Cosme y San Damián

+

Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI, anexo al hospital de San Cosme y San Damián, denominado también Hospital Real.

La idea de su realización surgió ante la necesidad de que enfermos y convalecientes tuvieran un lugar de oración y, al mismo tiempo, pudieran oír misa. Este templo también sufrió efectos de temblores y reparaciones. Poco antes de la puesta en vigor de la ley de Desamortización de Bienes del Clero, el hospital fue clausurado y vendido a particulares hacia 1860. Al encontrarse en ruinas, a fines del siglo XIX, el arzobispo Gillow procuró su restauración total.

En 1945, el edificio pasó a ser propiedad del estado, y el templo, que por mucho tiempo estuvo cerrado, volvió a abrirse al culto. Cada 27 de septiembre se celebra el día de San Cosme y San Damián. El templo no posee atrio, y se asemeja al conjunto de casas que lo rodean.

Ex Convento de Santo Domingo

Ex Convento de Santo Domingo

+

Este magnífico edificio fue uno de los conventos más importantes de la colonia y sigue siendo uno de los conventos más espectaculares y mejor conservados del país. Su construcción inició a mediados del siglo XVI y no fue terminado si no hasta inicios del siglo XVII; este enclave dominico llegó a ocupar 40,000 metros cuadrados.

Actualmente alberga al Museo de culturas de Oaxaca, la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa, el Jardín Etnobotánico y la Hemeroteca Pública Néstor Sánchez, después de una magnífica restauración que tomo varios años y se terminó en 1998.

Templo y Ex Convento de Guadalupe o de Betlemitas

Templo y Ex Convento de Guadalupe o de Betlemitas

+

El origen del templo es una ermita de mampostería, construida en 1644; ésta fue ampliada, constituyéndose en templo, dedicado a la Virgen de Guadalupe y bendecida en 1650. La orden religiosa de los betlemitas fundó en este lugar un centro asistencial, asimismo impartía educación primaria. En 1707 fue bendecida la iglesia ya terminada, y se ordenó la erección formal del convento.

En 1807 fue construida la capilla de Belem. El hospital fue clausurado en 1820, con las Leyes de Reforma el estado se hizo cargo de la administración del centro, instalando de 1862-1864 el Hospital Civil.

La presencia actual del conjunto corresponde a la reconstrucción hecha en 1884, posteriormente se hicieron restauraciones por efectos de otros sismos. El ex-convento alojó al colegio de seminarios, con modernos apartados de física y química y el primer apartado de rayos X, y también se hizo la primera llamada radiotelegráfica de América Latina.

El seminario funcionó hasta 1916, el lugar fue también ocupado por un hospital militar, de 1915 a 1918 la escuela "Los Hijos del Ejército" y en 1927 la Secretaría de Guerra y Marina la rentó para cuartel. De 1931 a 1939 se procedió el juicio de nacionalización del inmueble.

La decoración de la capilla es de estilo neogótico. El claustro mayor actualmente lo ocupa la escuela. 9ª. de Pino Suárez.

Nuestra Señora de la Consolación

Nuestra Señora de la Consolación

+

En 1679 fue utilizado por los Carmelitas, antes de fundar su convento. La edificación actual se llevó a cabo a mediados del siglo XVIII; no sin antes pasar por diversas reconstrucciones provocadas por fuertes movimientos sísmicos suscitados durante los siglos XVIII, XIX y principios del XX.

Cuenta con dos atrios y una cúpula decorada con pinturas que representan a evangelistas. El interior es austero, el retablo principal es de estilo neoclásico. Destaca la vitrina central que contiene la imagen de Nuestra Señora de la Consolación

Templo de San Matías Jalatlaco

Templo de San Matías Jalatlaco

+

Antes del templo hubo una ermita consagrada a Santa Catarina Mártir, construida en 1669. Cuando se construyó el templo siguió con la misma advocación. Fue hasta 1700 cuando se dedicó a San Matías Apóstol. El aspecto actual del conjunto es resultado de una reconstrucción concluida en 1713. El templo fue rehabilitado en 1754, y el 13 de marzo de 1941, la Comisión de Bienes Nacionales lo declaró monumento histórico.

La fachada principal contiene una combinación de formas geométricas y monogramas. El retablo principal está dedicado a San Matías Apóstol. Se encuentra al Noreste del Zócalo, en el barrio de Jalatlaco. Sobresale su un impresionante órgano del siglo XIX.

Templo de Nuestra Señora del Patrocinio

Templo de Nuestra Señora del Patrocinio

+

Son muy escasas las noticias sobre el origen de este templo. Sin embargo se sabe que fue construida durante el siglo XVIII.

A mediados del siglo XIX, el templo se encontraba en muy mal estado. Entre 1854 y 1855 comenzó su restauración, pero se vio interrumpida por la aplicación de las Leyes de Reforma. Fue concluido hasta el último cuarto del siglo XIX. Las portadas y la ornamentación interior corresponden precisamente a esa época.

Los temblores de 1928 y 1931 lo dejaron, una vez más, en estado ruinoso. Así se mantuvo por más de medio siglo, hasta que finalmente fue restaurada en 1985.

La ornamentación de su fachada es diferente a los otros templos de la Ciudad.

Santísima Trinidad

Santísima Trinidad

+

Sus antecedentes históricos se remontan a la fundación de Villa de Antequera, hoy ciudad de Oaxaca. Después de que Alonso García Bravo trazó la ciudad, en 1529, mixtecos y zapotecos constituyeron la mano de obra para los trabajos de urbanización y edificación de la nueva ciudad. Muchos de ellos fueron fijando su residencia fuera de la traza urbana; allí eran libres, no pagaban tributo, e inclusive, el municipio les repartió solares, dando origen al pueblo de la Santísima Trinidad.

La primera capilla que existió fue construida a fines del siglo XVI. Las reconstrucciones posteriores dieron por resultado la presencia del templo actual. La fachada está formada por la portada y dos torres con campanario. En el presbiterio, el retablo es de estilo neoclásico.

Santa María del Marquesado

Santa María del Marquesado

+

Está ubicado en el barrio del Marquesado o antiguo pueblo de Santa María del Marquesado, fundado por Francisco de Orozco, después de la conquista de Oaxaca en 1523. Más tarde, el pueblo perteneció a Hernán Cortés, Marqués del Valle de Oaxaca, título que le otorgó el rey Carlos V de España en 1529.

El templo inicialmente fue una ermita dedicada a Santa María, construida a finales del siglo XVI. En 1727 se conformó como un templo, a cargo de los religiosos dominicos, ocupado para evangelizar a los vecinos del marquesado, independiente entonces de la ciudad de Antequera.

El templo fue reconstruido y modificado en varias ocasiones. La última restauración formal fue realizada en 1953.

La portada es de estilo clásico, con insinuaciones del barroco. El retablo principal y el de la capilla de la Virgen de los Reyes son los elementos más relevantes como obras de arte. El primero es una obra de ebanistería de estilo neogótico. El retablo de la capilla tiene elementos neoclásicos, terminados en madera chapeada.

San Felipe del Agua

San Felipe del Agua

+

Pertenece al antiguo pueblo de San Felipe del Agua, hoy conurbado con la ciudad de Oaxaca. Aún conserva su barda y una cruz atrial. La fachada está integrada por dos torres, con campanario, y la portada.

guía turística de oaxaca gratis para descargar

Oaxaca tiene una rica herencia colonial, para saber más descarga tu Guía Turística totalmente gratis.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES