Arquitectura Colonial en Puebla

Conoce todos los imperdibles de éste destino, descarga la Guía Turística de Puebla.

El Colegio de San Jerónimo

El Colegio de San Jerónimo

+

A finales del siglo XVI se fundó el Colegio de Jesús María con el objeto de educar a jóvenes españolas. Por el exterior, las sobrias portadas del templo datan de 1629 y muestran un depurado clasicismo canteril. En la cúpula se observa la división de los paños por medio de fajas de azulejos y en el campanario se recrea el uso de las columnas estípites.

Actualmente, el culto en la iglesia se ha limitado a determinados días y horas. Del antiguo Colegio de Jesús María sólo quedan una ruinas sobre la 4 Sur, en esquina con edificaciones de la iglesia.

Los Portales

Los Portales

+

El portal que se encuentra frente al costado principal de la Catedral era conocido antiguamente como de la Audiencia y existió desde los primeros años de la fundación de la ciudad. Allí se instalaron sus principales centros de poder, la casa del cabildo, la casa de la audiencia pública y la cárcel.

En el portal que está sobre la avenida 16 de Septiembre, conocido primero como de Boda y posteriormente de lturbide, se encontraban los mercaderes. Allí se estableció una de las primera imprentas de la ciudad. Frente a él, atravesando el Zócalo, se halla el llamado Portal de las Flores que resultó el sitio ideal para el expendio de flores y vegetales. Este lugar recibió posteriormente el nombre de Portal Morelos.

Actualmente, en los tres portales se pueden encontrar restaurantes con servicio al aire libre.

Capilla y Fuerte del Cerro de Loreto

Capilla y Fuerte del Cerro de Loreto

+

En el cerro se estableció, a lo largo de la época colonial, un conjunto de ermitas que se convirtieron más tarde en capillas. Posiblemente una de las razones de su importancia residió en que en sus alrededores se encontraban numerosas canteras.

En 1659 se edificó la ermita dedicada a la Virgen de Loreto, la cual tuvo algunas modificaciones en el siglo XVII. La portada del templo exterior es de dos cuerpos y está decorada con relieves de argamasa al estilo poblano de la época.

Presidencia Municipal

Presidencia Municipal

+

Sobre los cimientos de la antigua audiencia se levantó el Palacio del Ayuntamiento. Su diseño neoclásico actual data de principios de este siglo, cuando fue reconstruido. En su patio interior destaca una bella escalera de mármol.

Biblioteca Palafoxiana

Biblioteca Palafoxiana

+

Es una de las bibliotecas antiguas más valiosas de México, debe su nombre a su ilustre fundador, el obispo Juan de Palafox y Mendoza. Actualmente, la Biblioteca tiene 43 mil volúmenes, entre ellos un incunable escrito en papel de lino con caracteres góticos e ilustrado con más de dos mil grabados: La Crónica de Nuremberg, escrita por Hartman Schedel en 1493.

Casa del que Mató al Animal

Casa del que Mató al Animal

+

De este inmueble se destaca su entrada, hecha de piedra labrada que aparenta un estilo medieval, representa las aventuras de un cazador con sus perros. Es única en la ciudad por la calidad artística de su diseño. La fachada es todo lo que queda de la casa original, construida en 1530 por el conquistador español Martín Pérez de Badajoz.

Casa del Alguacil Mayor

Casa del Alguacil Mayor

+

Antiguo edificio de dos niveles cuyo estilo barroco poblano se caracteriza por la combinación de cantera, ladrillo y azulejo. Su nombre se debe de que ahí vivió el alguacil mayor, cargo oficial que en la actualidad equivaldría a presidente del ayuntamiento. En su interior se conserva una muestra de un patio del siglo XVI con sus columnas que soportan arcos de medio punto.

Casa de las Cigueñas

Casa de las Cigueñas

+

Se ubica en la Calle 5 Poniente y tiene una portada muy interesante fechada en el año de 1687. En ella se muestran cigüeñas o garzas que parecen sostener con su pico las guirnaldas que rodean a una corona real. La casa no está restaurada y no se puede visitar su interior, pero vale la pena conocer esta fachada tallada en cantera gris.

Ex Academia de las Bellas Artes

Ex Academia de las Bellas Artes

+

A este edificio también se le conoce como Casa de las Bóvedas. Se construyó entre 1684 y 1685 por el arquitecto Diego de la Sierra quien se distinguió por sus construcciones barrocas.

Callejón de los Sapos

Callejón de los Sapos

+

En la época colonial, este lugar gozaba de remanentes de agua del río San Francisco, por lo que en su alrededor se establecieron curtidurías, tocinerías y molinos que aprovechaban el líquido que, ya estancado, sirvió luego de hábitat a los sapos y ranas que dieron nombre al popular barrio.

Este es uno de los grandes atractivos que ofrece la ciudad. Sobre una calle cerrada al tráfico vehicular se abre una serie de bazares de antiguedades.

Palacio Episcopal

Palacio Episcopal

+

Esta construcción puede verse desde el atrio de la Catedral y en su fachada se encuentran unos tableros de azulejos que representan al obispado, simbolizado por florones de azucenas.

Durante la época colonial era el único edificio en Puebla que se denominaba "palacio", por ser la residencia particular de los obispos desde principios del siglo XVII. En 1792 sufrió una remodelación importante que probablemente sea la más cercana a la estructura actual. Actualmente se ubican en él las oficinas de Correos y Telégrafos.

Palacio de Gobierno del Estado

Palacio de Gobierno del Estado

+

Este edificio es sede del poder ejecutivo y de la Secretaría de Gobernación del Estado. La espléndida construcción sobresale por sus armoniosas dimensiones. El patio y su fuente central se encuentran delimitados por dobles arcadas de piedra gris que le dan al conjunto un carácter monumental, sobrio y festivo a la vez.

Fue sede de un colegio que estuvo en manos jesuitas hasta la expulsión de éstos en 1767.

Capilla de Santa Bárbara

Capilla de Santa Bárbara

+

Es una pequeña joya arquitectónica concluida el 30 de abril de 1789.  El exterior es muy pintoresco con los muros revestidos de azulejos y ladrillo.  Otro elemento notable es la balaustrada que serpentea majestuosamente en su exterior.

En el interior, el altar de estípites refleja las luces gracias a los espejos que lo decoran. 

Convento de Santa Catalina

Convento de Santa Catalina

+

Se considera el más antiguo de la ciudad y el primero de monjas dominicas de la Nueva España. La iglesia tuvo varias etapas constructivas, a mediados del siglo XVII fue remodelada y ampliada, y a principios del siglo XVIII se realizó la bóveda. La iglesia finalmente fue terminada en 1750.

El templo es de una sola nave, alineada a la calle.  Su fachada es muy austera y muestra dos portadas sencillas. El bello campanario es de un solo cuerpo forrado de ladrillo y azulejos.  El interior conserva sus bellos retablos barrocos estípites y el altar mayor es de estilo neoclásico. 

Iglesia del Espíritu Santo, La Compañía

Iglesia del Espíritu Santo, La Compañía

+

La iglesia data de 1767 y representó la empresa de mayor envergadura arquitectónica que se realizó en la Puebla del siglo XVIII.

 

La variedad decorativa de esta iglesia obedece, tal vez, a sus diversas etapas de construcción, que fueron influidas por los elementos estéticos de otros edificios notables en este periodo. Cuenta con tres puertas que constituyen el gran pórtico, con bellas rejas de hierro forjado y cinco arcos. La sacristía es notable por sus pinturas de excelente calidad artística y marquetería trabajada en la tradición mudejar.

Catedral de Puebla

Catedral de Puebla

+

Imponente edificio renacentista construido por temporadas a partir de 1575, teniendo por arquitecto de traza y montea a Francisco Becerra. Faltándole las portadas y las torres, Palafox la consagra el 18 de abril de 1649.

Las obras continuaron durante el resto de los siglos XVII y XVIII. La fachada principal destaca por sus tres magníficas portadas de estilo barroco. Las torres miden 69.36 m de altura, consideradas como las más altas de México. La torre norte es la única que ostenta campanas; entre ellas destaca la que se conoce como "La María, con 2 m de diámetro con aproximadamente ocho toneladas de peso.

El interior del edificio esta bellamente decorado con impresionantes obras artísticas, como retablos, pinturas, esculturas, bellos trabajos de herrería y chapeados en color dorado. Se destaca: el Coro cuya marquetería comprende incrustaciones de maderas preciosas, ónix y marfil en estilo mudéjar; y los dos órganos donados por Carlos V.

El Ciprés, impresionante obra proyectada por Manuel Tolsá, contiene esculturas de bronce y plata, además relieves en argamasa. El Retablo de los Reyes, la Sacristía y la Capilla del ochavo son también trabajos notables.

Templo de San Francisco. Sepulco de San Sebastián

Templo de San Francisco. Sepulco de San Sebastián

+

Hacia 1585, el edificio estaba concluido y funcionaba además como hospital para los religiosos del obispado de Tlaxcala. Como antesala de la iglesia del siglo XVI se encuentra la espléndida fachada churrigueresca de cantera, ladrillo y azulejo, que fue realizada entre 1743 y 1767. 

La torre fue comenzada en 1730 y sólo después del trabajo de 37 años se concluyó.  Es posiblemente la más esbelta de la ciudad. La portada lateral es la más antigua de Puebla. 

El interior del templo fue modificado en el siglo XIX.  Consta de una sola nave. En su techo, que originalmente fue de madera, lucen ahora las bóvedas nervadas construidas probablemente durante el siglo XVII.  Actualmente, peregrinos vienen a venerar los restos del Beato Sebastián de Aparicio (1520-1600), ya que su momia se expone en un ataúd del vidrio.

Convento y Templo de San Agustín

Convento y Templo de San Agustín

+

Este convento y su templo ocupaban dos manzanas enteras y datan de1629. Su exterior presenta dos portadas de estilo sobrio. Su cúpula, recuerda a las cúpulas bizantinas. En el interior, se destaca la bella escultura de San Nicolás Tolentino ubicada en una de las capillas laterales.

Ex Convento de Santa Rosa

Ex Convento de Santa Rosa

+

Edificio estilo barroco, parcialmente restaurado, data de 1698. Anteriormente era un convento de monjas dominicanas. Ahora es el Museo de Artesanías.

Según la leyenda, fueron las monjas de aquí que inventaron mole poblano. La cocina decorada de azulejos al estilo del siglo XVIII es hermosa, pero no es original.

Templo de Santa Mónica. Señor de las Maravillas

Templo de Santa Mónica. Señor de las Maravillas

+

Peregrinos vienen de toda la ciudad para visitar esta imagen de Cristo en camino al Calvario.

Ex Convento de Santa Mónica

Ex Convento de Santa Mónica

+

Este convento, ahora el Museo de Arte Religioso, siguió en función pero en secreto hasta que las autoridades la descubrieron en 1934.

Templo de San Jerónimo

Templo de San Jerónimo

+

Perteneció a un convento de monjas y se construyó en 1579; se puso en servicio en 1635. Su portada es obra del capitán español Francisco de Aguilar, y esta dispuesta entre altos y llamativos contrafuertes en un claro estilo barroco.

Iglesia de San José – Capilla de Cantería

Iglesia de San José – Capilla de Cantería

+

Es un colorido templo que está constituido por un conjunto de edificios en el cual se pueden distinguir dos etapas constructivas.  Durante la primera (1556-1595) se levantó un pequeño templo dedicado a San José. La más grande, fue comenzada por el año de 1628 y se concluyó a fines del siglo XVII. El conjunto comprende tres capillas: la de Santa Ana, la de los Naturales y la llamada antiguamente del Cañón Dorado o de Jesús Nazareno.

El interior es de considerable calidad artística y arquitectónica. En las naves laterales se observan retablos barrocos y churriguerescos de los siglos XVII y XVIII.  Vale la pena conocer la capilla de Jesús Nazareno. La sacristía es considerada como una de las más bellas de Puebla.

Templo y Ex Convento de la Merced

Templo y Ex Convento de la Merced

+

La fachada del templo de la Merced data de 1628 y se compone de dos cuerpos y un remate.  En esta misma fachada se observan las estatuas de los santos patronos Cosme y Damián. 

El interior era de una sola nave con crucero pero, al comunicarle las capillas laterales, se convirtió en una estructura de tres naves. A los lados del altar se observan dos enormes lienzos que muestran la genealogía de santos y santas mercedarias.

Templo de San Cristóbal

Templo de San Cristóbal

+

La iglesia se comenzó a construir en 1676 y se le atribuye al arquitecto Carlos García Durango. En la fachada del templo son notables las estrías onduladas de las columnas que le imprimen una imagen de movimiento a la piedra gris. Sus torres originales fueron derribadas durante el asedio que sufrió la ciudad en 1856 y fueron reconstruidas en este siglo a partir de una antigua litografía de la iglesia. La gran fachada de basalto gris contrasta con las pequeñas estatuas de ángeles de yesería en medio de las columnas..

El interior del templo es riquísimo; está revestido de relieves de yesería semejantes a los de la capilla del Rosario, aunque sin dorar. En San Cristóbal se conservan las mejores esculturas de los famosos Coras, el viejo y el mozo, extraordinarios talladores poblanos.

Templo de San Juan de Dios

Templo de San Juan de Dios

+

Perteneció al antiguo hospital y se construyó entre 1667 y 16681 dentro del modelo herreriano; su portada ostenta un relieve en el segundo cuerpo, flanqueado por pilastras jónicas y pináculos muy altos que terminan en pornas. Destacan los retablos barrocos y las pinturas al óleo

Templo de San Pablo

Templo de San Pablo

+

Perteneció al antiguo hospital del mismo nombre, fundado en 1953 bajo el cuidado de los dominicos; dejó de funcionar al convertirse en convento en el año 1634. Lo más interesante del templo lo constituye su portada principal de cantera gris, en cuya composición se reflejan los inicios del estilo barroco.

Templo de Santo Domingo

Templo de Santo Domingo

+

Su edificación se llevó a cabo en el año de 1571 y en un principio intervino el arquitecto Francisco de Becerra. Su portada es de gran pureza clasicista, terminada en cantera gris; consta de tres cuerpos y tres angostas entrecalles.

El interior tiene planta de cruz latina con capillas laterales. Llaman la atención sus grandes bóvedas de pañuelo debido a su bella decoración barroca en diferentes diseños. También son interesantes sus magníficos retablos dorados de estilo barroco salomónico. Lo más extraordinario del templo lo constituye la excelente y única Capilla de la Virgen del Rosario, llamada en el tiempo de su construcción la octava maravilla del mundo y que aun hoy día constituye una de las mayores joyas que posee la ciudad.

El conjunto conventual muestra por el exterior dos capillas, la de los mixtecos y de la tercera orden.

Iglesia de la Soledad

Iglesia de la Soledad

+

Edificio del siglo XVIII del cual destaca su cúpula revestida de azulejos negros y blancos, y la torre de dos cuerpos.  En el interior, el altar mayor neoclásico es obra de José Manzo.  Flanqueando este altar, se conservan excelentes retablos barrocos del primer tercio del siglo XVIII.

En el retablo dedicado a vírgenes y mártires, hay ocho óleos de Francisco Javier de Salazar pintados en la primera mitad del siglo XVIII.  Del lado del Evangelio está el que ahora ocupa el sagrario del templo, que se dedicó a Cristo Rey y que resguarda en el nicho superior una escultura de la Inmaculada Concepción.

Es singular la belleza del púlpito y en el sotacoro se encuentran dos grandes cuadros de Pablo José Talavera. 

Templo de la Santísima Trinidad

Templo de la Santísima Trinidad

+

El templo data de 1673 y es un ejemplo representativo del barroco poblano del siglo XVII que se distingue por su sobriedad en los exteriores. La portada principal, de severa belleza, es toda de cantera y se realizó entre 1670 y 1672, en ella se distingue un nicho con la imagen de la Purísima Concepción, tallada en piedra blanca de Villerías.

En el interior sólo se conserva el coro alto con su reja, y se puede admirar su extraordinario abanico decorativo, considerado como uno de los más bellos del país.

 
Iglesia de Santa Clara

Iglesia de Santa Clara

+

Aunque este templo fue concluido y dedicado en 1642, después fue objeto de sustanciales transformaciones a lo largo del siglo XVIII.

Del templo destaca, su hermosa cúpula semiesférica, con lucernas y cuatro nervios, revestida de azulejos. Desde la primera mitad del siglo XIX conserva en uno de sus altares la famosa imagen de San Antonio.

Actualmente, a lo largo de la calle 6 Oriente, y de otras aledañas, se encuentran diferentes dulcerías; algunas de ellas recogen la tradición de las clarisas.

Santuario de Guadalupe

Santuario de Guadalupe

+

El templo se dedicó en l722 y su fachada muestra la modalidad innovadora del arquitecto Diego de la Sierra, que imprimió un singular carácter al barroco mexicano.

Todo el frente se decoró con azulejos en fajas horizontales en zigzag y sus basamentos están revestidos de ladrillo, sobre los cuales resaltan también tableros de azulejos. En las torres se observan columnas salomónicas con gran profusión de ornatos en relieve. 

Santuario de la Madre Santísima de la Luz

Santuario de la Madre Santísima de la Luz

+

Se comenzó la edificación del templo hacia 1767 y se concluyó en 1805.  La iglesia, de cruz griega, presenta semejanzas estructurales con la del Sagrario de México. 

En el exterior, dos torres de cantera gris flanquean su única entrada. Se conservan algunas pinturas coloniales en su interior, entre las que destacan las escenas de la vida de san Juan Nepomuceno y las de la vida de la Virgen, ambas firmadas por Miguel de Mendoza.

Parroquia de la Cruz

Parroquia de la Cruz

+

Se menciona su existencia desde principios del siglo XVI, llamándola Capilla de la Cruz de los Españoles. En 1693 se colocó la primera piedra del templo actual, y en el siglo XVII fue transformada en parroquia. Resaltan sus campanarios que son de un solo cuerpo y datan de 1744.  El conjunto se encuentra delimitado exteriormente con una barda calada y un pórtico neoclásico.

Ex Convento de San Gabriel

Ex Convento de San Gabriel

+

Este es uno de los templos más antiguos de México, ya que data de 1549. Fue construido sobre las ruinas del templo de Quetzalcóatl en un estilo neoclásico.

Consta de capillas, barda atrial, el templo, el atrio, el clausto, la Capilla de los Naturales y la Capilla de la Tercera Órden.

La Capilla Real o de los Naturales se construyo antes del convento, en 1540, y su fin era adoctrinar a los indígenas. Su construcción tiene rasgos moriscos y cuenta con un asombroso techo conformado por 49 cúpulas que cubren las siete naves del templo. Se destaca la pila de agua bendita que data del siglo XVI.

La Capilla de la Tercera Órden es más modesta pero tiene una bella fachada barroca. En el interior sus altares son de estilo neoclásico y la cúpula esta adornada con pinturas de franciscanos notables.

Dentro del claustro se destacan algunos frescos de la época colonial y la pintura que retrata un pasaje de San Francisco de Asís, además todavía se conserva parte del piso original.

En la portería del convento hay una pequeña galería de Arte Sacro donde se presentan algunas piezas de arte religioso.

Se ubica en el centro de San Pedro Cholula.

Templo de Santa María Tonantzintla

Templo de Santa María Tonantzintla

+

El templo data del siglo XVI y es una clara representación del arte barroco popular que denota el mestizaje, incluso su nombre también tiene una parte náhuatl y significa “lugar de nuestra madresita”.

El interior es único e increíble, ya que contiene una interpretación del cielo de Máría en donde se pueden admirar ángeles morenos, frutas típicamente mexicanas como las papayas, e incluso chiles, penachos y un caballero águila. Fue declarado monumento histórico desde 1933.

Se ubica en San Andrés Cholula.

Parroquia de San Andrés Cholula

Parroquia de San Andrés Cholula

+

La construcción de la parroquia se realizo de 1557 a 1670. Sin embargo, por diversas razones en 1673 se dio la orden de demoler el edificio, se dice que por el peso de la imagn de San Diego de Alcalá no se pudo mover y por lo tanto solo la cerraron, hasta que después de 13 años se autorizo volver a ponerla en uso.

Su fachada es de tres cuerpos realizada en cantera gris. En su interior se encuentra la capilla de la soledad considerada como un pequeño museo por la calidad de sus pinturas.

Se ubica en Cholula.

Escuela de la Talavera Poblana, Patio de los Azulejos

Escuela de la Talavera Poblana, Patio de los Azulejos

+

Fue construida alrededor de 1677 a manera de claustro, ya que está delimitada en sus cuatro costados por arcos de medio punto.

En tiempos coloniales los artesanos de Talavera de la Reina llevaron sus técnicas cerámicas a Puebla. Hoy, docenas de talleres y estudios en la ciudad continúan la producción de azulejos y vasijas en los colores intensos del estilo Talavera.

Sitio administrado por yeti.mx cursos y diseño web.