Arquitectura Colonial en Baja California: Sitios Misionales

Ofertas

Existen 14 Sitios Misionales en Baja California, representando la influencia de los Jesuitas, Franciscanos y Dominicos en las culturas Cucapá, Pai Pai, Kiliwa, Kumiai y Cochimí. Estos sitios se encuentran en estados de conservación que van desde simples vestigios hasta edificios bien preservados y funcionales.

San Miguel Arcángel de la Frontera

San Miguel Arcángel de la Frontera

+

La misión se ubica en el valle de San Miguel. A este sitio se le conoció como San Juan Bautista y en el recorrido hacia la Alta California, el padre Juan Crespi en 1769 lo reconoció como un lugar ideal para establecer una misión que se fundó el 12 de marzo de 1787 por el Dominico Luis de Sales. El año siguiente cambió su asentamiento original siete kilómetros arriba.

En 1834 fue abandonada debido a la falta de personal. Fue la cuarta misión situada sobre el Camino Real.

Actualmente, permanecen muros de adobe aislados de la Misión Dominica.

Se localiza 35 km al norte de Ensenada por la carretera Federal No. 1 dentro del poblado de La Misión.

San Vicente Ferrer

San Vicente Ferrer

+

Fue la tercera misión Dominica que se construyó sobre el Camino Real. La misión se terminó el 27 de agosto de 1780, el proyecto estuvo a cargo de los frailes Miguel Hidalgo y Joaquín Valero.

Fue establecida en el borde occidental de la cuenca de San Vicente, con abundante agua, tierras y pastizales.

Desde el momento mismo de su fundación fue el centro militar y administrativo de las misiones fronterizas, destinado para prevenir ataques de los indios del este que bajaban por el arroyo de San Vicente, así como para proteger a las misiones serranas.

De todos los asentamientos misionales dominicos, San Vicente Ferrer fue el mayor y abarcó una superficie de 1300 kilómetros cuadrados.

En la actualidad existen ruinas de la misión con algunos cuartos de adobe en pie sin cubiertas, así como de un rancho, este último ubicado al otro lado del cañón de San Vicente.

Se localiza 90 km al sur de Ensenada y 110 km al norte de San Quintín por la Carretera Federal No. 1, un km al norte del poblado San Vicente.

Santo Domingo de la Frontera

Santo Domingo de la Frontera

+

El sitio de Santo Domingo de la Frontera, descubierto durante las exploraciones franciscanas de 1771, y localizado a ciento tres kilómetros al nororeste de la misión de Nuestra Señora del Rosario, fue explorado durante 1775 por los dominicos Manuel García y Miguel Hidalgo, quienes fundaron dicha misión el 30 de agosto de ese año.

Allí fueron construidas la capilla, las habitaciones, una cocina, los talleres de los carpinteros y albañiles, el granero y la fragua.

En 1839 fue abandonada, desconociéndose el motivo y fue la segunda misión construida sobre el Camino Real.

Subsiste vestigio de muros de adobe en pie sin cubiertas, existe una capilla donde se resguardan los santos originales del siglo XVIII.

Se localiza 260 km al sur de Tijuana, 180 km al sur de Ensenada y 20 km al norte de San Quintín, por la Carretera Federal No. 1.

Nuestra Señora del Santísimo Rosario de Viñadaco

Nuestra Señora del Santísimo Rosario de Viñadaco

+

El sitio que ocupa la misión de Nuestra Señora del Rosario de Viñadaco, fue explorado inicialmente por los franciscanos hacia 1771. Dos años después fue inspeccionado por los dominicos, correspondiéndole a fray Vicente Mora, Presidente de la orden, descubrir el lugar y sus alrededores. Dicho sitio resultó adecuado para establecer la misión ya que existía abundancia de agua y vegetación exuberante.

En junio de 1774 esta misión se organizó, siendo los frailes Vicente Balda y Juan Salgado los encargados de ella. En 1802 la misión fue cambiada al lado opuesto del valle.

En ambos sitios se encuentran ruinas de esta misión, específicamente ruinas de adobe. Actualmente, permanecen muros de adobe deteriorado y restos de cimientos de la Misión Dominica donde se ubica el Museo en El Rosario de Abajo.

Se localiza 62 km al sur de San Quintín por la Carretera Federal No. 1, dentro del poblado El Rosario.

San Fernando de Velicatá

San Fernando de Velicatá

+

La Expedición de fray Junípero Serra acompañado de fray Miguel de la Campa y Cos, así como del gobernador Gaspar de Portalá, descubrieron un sitio y consideraron era adecuado para fundar una misión ya que su valle resultaba atractivo por lo fértil, justo al norte de Misión de Santa María de Los Ángeles.

El 14 de febrero de 1769 el misionero Serra, presidente de los franciscanos en las Californias, fundó la misión de San Fernando Velicatá, que fue la primera y última de esta orden religiosa.

Existen restos importantes de muros de adobe, la acequia y un aljibe de lo que era la misión franciscana.

Se ubica 57 km al sur de El Rosario por la Carretera Federal No, 1. El acceso se localiza por el Rancho El Progreso y la misión está 8.5 km hacia el oeste.

San Francisco de Borja Adac

San Francisco de Borja Adac

+

Adac fue un importante asentamiento Cochimí (ubicado en el desierto central de la península) con varios manantiales. Este paraje ya había sido descubierto por el misionero Jorge Regz en el año de 1758. Cuatro años después, el padre Jesuita Wenceslao Link fundó una misión allí.

Después de la expulsión de los Jesuitas en 1768, el franciscano Fermín Francisco Lasuén se hizo cargo de ella hasta el año de 1771. Esta misión funcionó hasta 1818, cuando quedó abandonada por falta de población.

Quedan importantes restos de la misión como un cementerio, una pila para quema de cal, además del propio edificio que comprende la iglesia, cuartos misionales, cocina y un molino. También subsiste la primera construcción de adobe.

Este sitio se encuentra en el ejido Nuevo Rosarito, municipio de Ensenada. El acceso se localiza en el entronque de la Carretera Federal õ. 1 con el camino de terracería, a 45 km al sur de Cataviña y 216 km al norte de Guerrero Negro.

Santa Gertrudis la Magna

Santa Gertrudis la Magna

+

Ubicada esta misión en pleno desierto central de la península baja californiana, fue un importante asentamiento indígena Cochimí, por lo que los misioneros Jesuitas encabezados por Fernando Consag, al explorar la región en 1751, seleccionaron dicho sitio para fundarla.

Fue abandonada esta misión en 1822 debido a la reducción de su población indígena.

La construcción de piedra que actualmente existe se levantó durante la administración de los Dominicos hacia 1786; de su primera edificación en tiempo de los Jesuitas, sólo quedan cimientos, restos de tres cementerios y tramos de murallas.

Es una de las dos misiones totalmente intactas y aun en uso. Permanece la construcción de cantera que comprende la iglesia y cuartos misionales, existe una espadaña, la acequia que aún se utiliza y bandas de piedra.

Para llegar se toma el camino que se encuentra 25 km al sur de Guerrero Negro por la Carretera Federal No. 1. De ahí se toma camino de terracería a El Arco y se recorren 36 km al noroeste hasta llegar a la misión.

QUÉ VER