Arqueología y Pinturas Rupestres en Sinaloa

APROVECHA LAS MEJORES OFERTAS PARA TUS PRÓXIMAS VACACIONES descargar guía turística de Oaxaca

Petroglifos de Ocolome

Petroglifos de Ocolome

+

Se ubican frente al Cerro de la Máscara, al otro lado del río Fuerte. Los petrograbados de Ocolome se distribuyen en grandes bloques dispersos a lo largo de la terraza aluvial del río en varias rocas distantes aproximadamente 6 m una de otra; en una de ellas los grabados semejan figuras antropomorfas, otras tienen trazo circular con líneas geométricas (de origen tolteca) semejantes a otras de Utah, EE. UU.

De acuerdo a los hallazgos en éste lugar se calcula que estuvo ocupado entre 700-1400 d.C

Cerro de la Máscara

Cerro de la Máscara

+

Cerro de la Máscara se ubica inmediatamente adyacente al oeste de Ocolome. Aquí se registró un sitio habitacional dónde se encontró un entierro humano con brazaletes tallados y también una serie de petrograbados con figuras humanas. Los petrograbados probablemente fueron elaborados en una época de sequia y se relacionan con algún ritual que veneraba al caudaloso río.

Parece ser que ésta área estuvo ocupada por un largo periodo de tiempo por los ancestros de los actuales Yoreme, probablemente los grupos Tehueco o Sinaloa que ocupaban esta región por lo menos dos mil años antes de la conquista española. Los estudios sitúan la ocupación del sitio entre 200 d. C. y 1,400 d.C.

Más adelante en Tehueco, a una hora de El Fuerte, se han encontrado petroglifos náhuatls de 1500 años de antigüedad.

Las Labradas

Las Labradas

+

Se ubica en el municipio de San Ignacio y consta de un agrupamiento de rocas que ocupan una extensión de 343 metros en el que se pueden distinguir alrededor de 640 grabados rupestres. Los grabados representan diferentes figuras que se encuentran en las piedras labradas fueron diseñadas de formas geométricas, donde el punto, la línea, el circulo y el rectángulo, al desdoblarse se convierten en cruces, espirales hasta formar figuras más complejas como representaciones solares, formas humanas y animales, pero tienen en común que todas las figuras representan la naturaleza.

Estos grabados se atribuyen a los Totorames, que antes de la conquista española se extendían desde las márgenes del Río Piaxtla hasta el Río de las Cañas en Nayarit.

Los petroglifos están justamente donde las olas del mar revientan haciendo un increíble espectáculo único en México y en América

Se ubica en la franja costera del municipio de San Ignacio al sur de Sinaloa, a 51 km al norte de Mazatlán.

Horario: Lunes a domingo de 9:00 a 18:00 hrs.

Chametla

Chametla

+

Es considerado uno de los sitios arqueológicos más importantes de Sinaloa.  Fue habitada por la cultura aztatlán, nación indígena que se extendía desde el sur de Jalisco hasta el norte de Sinaloa, alrededor del año 700 d.C.

En diversas partes del Chametla se han encontrado infinidad de piezas arqueológicas, tales como: urnas funerarias, tepalcates, utensilios de cocina, puntas de lanzas, y muchas figuras de barro y piedra. Además, en un lugar cercano llamado las “Tinajitas” se han encontrado huecos que fueron hechos a propósito en las rocas con propósitos rituales y se calcula que tienen más de 1,000 años de antiguedad.

El Calón

El Calón

+

Se ubica cerca poblado de Teacapan a pocos kilómetros de Escuinapa, al sur de Mazatlán. En el sitio se ubica una pirámide de conchas con una antigüedad aproximada de 1,500 años en el centro de laguna Agua Brava, estero de forma circular.

Este montículo es un oratorio prehispánico tiene una altura aproximada de 30m y la base mide 100m por 80 m; mientras que la cúspide mide 15m por 15m. Es una construcción única en el estado y los arqueólogos afirman que la construcción tomó alrededor de cien años.

Se calcula que el lugar data del Preclásico (1000 a 1500 a.C.) y fue un importante centro ceremonial.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES