Arqueología en Baja California Sur: Pinturas Rupestres

APROVECHA LAS MEJORES OFERTAS PARA TUS PRÓXIMAS VACACIONES descargar guía turística de Oaxaca

Entre Loreto y Bahía de Los Angeles se encuentra la Sierra de San Francisco en donde hay una extraordinaria colección de pinturas rupestres que se estima tengan una antigüedad de más de 1,500 años.

Las pinturas rupestres en Baja California Sur, es un fenómeno artístico que constituye una de las cinco concentraciones más importantes del mundo. Esta manifestación artística consiste en espectaculares murales realizados sobre rocas en los que están representados personajes, animales y escenas que pudieran ser rituales, cacerías o batallas.

El origen de las pinturas es hasta hoy desconocido, aunque las investigaciones las ubican realizadas por grupos en peregrinación por la península, cuya cultura debió ser muy superior a las tribus halladas por los jesuitas en el siglo XVII.

Las escenas están ejecutadas en tonos ocres, rojos, blancos, amarillos y negros. Las figuras humanas en rojo y negro, con los brazos en alto y raros tocados. En muchos casos, estas figuras y las de los animales como liebres, ballenas, serpientes y aves, aparecen sobrepuestas, lo que podría significas que se realizaron en diferentes épocas.

Este complejo de pinturas rupestres ubicado en la Sierra de San Francisco, están inscritas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tiene delimitados los sitios arqueológicos y es necesaria la compañía de un guía autorizado para visitar aquellos que se encuentran abiertos al público. El más accesible es la Cueva del Ratón a 37 kilómetros de la carretera transpeninsular. De ahí se puede acudir a otros lugares como La Cueva Pintada y la Cueva de las Flechas o Boca de San Julio.

También se puede visitar Mulegé para ver las pinturas rupestres que se encuentran al pie de las Montañas Guadalupe.

Horario: Lunes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs.

QUÉ VER