Real del Monte 

Ofertas

NOSTALGIA DE LOS TIEMPOS MINEROS

Se ubica en el Corredor de la Montaña hidalguense, a pocos kilómetros de Pachuca y es un viaje que se puede gozar desde el principio, ya que todo el trayecto ofrece paisajes que van de las cactáceas a las coníferas y de los cañones a las peñas.

En el pintoresco pueblo se respira un auténtico aire de provincia; aquí se ha logrado fusionar la cultura mestiza de México y la cultura inglesa, ya que de esta nacionalidad eran las compañías que establecieron para la explotación de las minas. Esta ecléctica mezcla se puede ver a lo largo de sus inclinadas calles adoquinadas con sus coloridas casonas con balcones, bellas plazas, portales y fuentes.

Real del Monte cuenta con una tradición gastronómica, por lo que no se puede visitar sin probar el pan de pulque y de nata, los cocoles, los tamales dulces y, por supuesto, los pastes, almuerzo de los mineros ingleses.

Se dice que en éste pueblo se llevaron a cabo, hacia la segunda mitad del siglo XIX, los primeros partidos de fútbol y tenis en México entre trabajadores que laboraban en las minas.

Qué ver en Real del Monte

En la Plaza Principal se destaca la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción que data de fines del siglo XVII. Como motivo distintivo cuenta con un balcón en su fachada en donde se ubica la Virgen de Guadalupe.

Puedes también visitar el Santuario del Señor de Zelontla con un Cristo vestido a la usanza de minero; el Portal del Comercio, donde se puede admirar decoraciones del célebre caricaturista Constantino Escalante; el Museo de Medicina Laboral, el primero en su tipo en el país, conserva el instrumental médico y las unidades en donde se atendía a los mineros accidentados; y el Panteón Inglés, ubicado en lo más alto del pueblo y donde se encuentran las tumbas de muchos de los mineros que trabajaron en esta zona; casi siempre esta cubierto por la niebla y tiene muchas historias y misterio.

No puedes dejar de recorrer el Callejón de los Artistas en donde puedes admirar fotografías de algunas de las escenas de las películas y programas que se han rodado en este pueblo, así como visitar el Museo del Paste en donde puedes disfrutar de la experiencia de hacer tu propio paste, así como conocer la historia del platillo y en general de la cocina tradicional del estado.

A principios del siglo XX existieron en esta población más de 140 minas, y en algunos años la explotación de plata de la región ocupó importantes lugares en la producción mundial. Todavía en sus alrededores se pueden visitar algunas de esas viejas minas como la Mina de Acosta. El recorrido dura poco más de una hora y se puede apreciar gran parte de la construcción original, así como la maquinaria y herramientas que los mineros usaban para extraer plata.

Otra mina interesante es la Mina La Dificultad, una de las más grandes del pueblo y un valioso testimonio de las grandes transfdormaciones tecnológicas de fines del siglo XIX. Cuenta con una icónica chimenea, amplias bodegas y mucha de su antigua maquinaria que se despliega en su Museo de Sitio. Con esta visita puedes aprender mucho de lo que era la minería en la región.

También puedes visitar talleres de platería, o bien adquirir textiles de lana para el frío o algún ornamento de madera y palma.

Qué hacer en Real del Monte

A sólo 10 minutos del pueblo se ubican las Peñas Cargadas rodeadas de un paisaje boscoso, un lugar para la práctica de la escalada en roca, rappel y senderismo.

También puedes realizar caminatas en el Bosque del Hiloche, con bellos paisajes de pinos y encinos.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web