Calvillo 

Ofertas

PUEBLO PARA GOZAR SU ARQUITECTURA COLONIAL Y SUS GUAYABAS

La fundación del pueblo se debe a una donación de Don José Calvillo, propietario de la Hacienda San Nicolás en 1771. Calvillo se distingue por sus finos deshilados y por su producción de guayaba, es un pueblo repleto de tradiciones.

La ciudad se puede disfrutar ya sea paseado a pie o en el Guayequito, un travía que se ubica en la plaza principal, casi frente a la Presidencia Municipal, el cual ofrece varios recorridos.

Qué ver en Calvillo

Su centro histórico ofrece varios atractivos como: la Plaza Principal que data de 1778. Se puede visitar la Parroquia de San José, construida en 1772 en estilo neoclásico. Este edificio resguarda la figura del santo patrono de la ciudad, el Señor del Salitre, una imagen de Cristo Crucificado cuya festividad se celebra en el mes de mayo.

El Municipio de Calvillo posee un pasado histórico que se manifiesta con el esplendor de sus haciendas como la de San Diego La Labor, La Primavera, La Vaquera y La del Sauz. Aquí uno se puede remontar a otra época y escuchar las leyendas e historias que éstos interesantes lugares tienen para contar.

Calvillo tiene una tradición artesanal, por lo que se puede visitar la fábrica de velas con originales diseños y aromas, la bisutería orgánica con una gran variedad de collares, pulseras y aretes elaborados con frutos y semillas secas y de paso comprar unos ricos quesos artesanales.

Otros lugares interesantes son: el Terrero de La Labor, donde se han encontrado puntas de flechas, figuras de barro y otros objetos pertenecientes a los antiguos Chichimecas que habitaron la región.  El Tepozán, con pinturas rupestres que representan figuras antropomorfas de diversos colores. 

San Tadeo, comunidad a 10 kilómetros al norte de Calvillo, es muy visitada en Octubre por las celebraciones en honor de su Santo Patrono San Judas Tadeo. 

Qué hacer en Calvillo

Terrero del Refugio es ideal para la práctica del turismo de aventura.

Las presas de la Codorniz, Malpaso y los Alamitos, son las mejores opciones para practicar deportes acuáticos, senderismo, montar a caballo, practicar el kayak, ciclismo de montaña, hospedarse en cabañas rústicas y saborear platillos típicos en sus restaurantes.

Las cascadas de los Huenchos y el Garruño, además de ofrecer bellos paisajes son lugares para acampar y observar la naturaleza.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web