Bernal 

Ofertas

A LOS PIES DE UNA IMPRESIONANTE PEÑA

Se localiza a 59 km de la Ciudad de Querétaro, al pie de la imponente Peña de Bernal se encuentra este pequeño pueblo, un verdadero refugio de tranquilidad, ideal para relajarse y recorrerlo a pie.

En el mercado artesanal y gastronómico, o bien en los callejones cercanos al Jardín Principal, se puede disfrutar de las exquisitas gorditas de maíz quebrado, uno de los platillos típicos del pueblo.

Cuenta con una serie de pintorescas tiendas de artesanías, donde se pueden adquirir dulces típicos de la región y productos de lana y manta, que son toda una tradición ansestral en Bernal. De hecho, algunos de los telares están abiertos al público, por lo que se puede conocer el proceso de esta antigua y bien fundada costumbre. 

Qué ver en Bernal

Sus calles adoquinadas, empinadas y laberínticas ofrecen coloridas casonas y sus agradables plazas: La Atarjea, con la Capilla de las Ánimas y La Explanada, al pie del peñón.

La Parroquia de San Sebastián Mártir, es otra visita obligada, ya que es una construcción que data del siglo XVIII con una sobria fachada estilo neoclásico; al igual que El Castillo, antiguo presidio con una peculiar arquitectura morisca que rememora una fortificación árabe.

También se puede visitar el Museo de la Máscara, con una colección de más de 300 piezas de todo el munco.

En sus alrededores, para los amantes del vino, se puede visitar la Cava Freixenet, que produce vinos espumosos y Viñedos La Redonda.

Qué hacer en Bernal

Lo más distintivo del poblado es la majestuosa Peña de Bernal, considerada el tercer monolito más grande del mundo. Formado hace más de 65 millones de años, se dice que es un lugar con mucha energía. Para quienes gustan de practicar la escalada de roca o el montañismo encontrarán en la Peña de Bernal un verdadero paraíso, ya que en su superficie se extienden rinconadas, acantilados y peñascos que invitan a ser explorados. 

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web