Playa Rosa y Playa Blanca

Precioso par de playas divididas por un peñasco.

Nombradas así por el tono de sus bellas arenas, conjugan el refinado gusto arquitectónico de sus hoteles con el paisaje de palmeras.

Hay un puente colgante entre dos acantilados desde donde se tiene una magnífica vista panorámica.

También te podría interesar: