Zona Arqueológica de Paquimé, Casas Grandes

Ofertas

Bien cultura inscrito en 1998.

La zona arqueológica de Paquimé se localiza aproximadamente a 350 km al noroeste de la ciudad de Chihuahua y a medio kilómetro del poblado de Casas Grandes.

Paquimé desempeñó un importante papel en las relaciones comerciales y culturales entre la cultura pueblo (que se extendía por el sudoeste del actual territorio de los Estados Unidos y el norte de México) y las civilizaciones de Mesoamérica. De hecho, representa el desarrollo más significativo de la zona mexicana conocida como Oasisamérica.

Esta antigua ciudad se perfiló en su apogeo, durante los siglos XIV y XV, como un centro regional de notables dimensiones, que llegó a tener control sobre un vasto territorio, incluyendo asentamientos como Cueva de la Olla y Cuarenta Casas.

Esta cultura logró adaptarse perfectamente al medio ambiente y el entorno económico. Los investigadores calculan que contaba con alrededor de dos mil recintos y que la población probablemente llegó a tener unos 3500 habitantes, pero se desconocen su filiación lingüística y étnica.

Paquimé sorprende con su peculiar urbanización, hecha a base de gruesos muros de adobe que proyectan un llamativo juego de sombras al ser iluminados por los rayos del sol complementado con puertas en forma de “T”.

En la parte oeste hay una hilera de estructuras que fungieron como centros ceremoniales, fueron construidas con relleno y piedra que probablemente estuvieron cubiertas con cal pintada.

Del total del sitio sólo una parte esta excavada.

Se destaca la zona la Casa de los Hornos, que forma parte de un conjunto de nueve cuartos y dos plazas pequeñas; la Casa de las Serpientes, con 24 cuartos sencillos, dos cuartos dobles, tres vestíbulos y tres plazas; la Casa de las Guacamayas, donde se encontraron 122 aves enterradas bajo su piso; y dos juegos de pelota, uno esta casi intacto y cuenta con gradas en tres de sus lados.

Los objetos que más distinguen a Paquimé son sus vasijas de barro usadas como elemento decorativo o para sus ceremonia. Los jarrones los decoraron con sus rostros, las formas de sus cuerpos, los animales de su entorno y otras figuras.

Hacia 1340, la ciudad de Paquimé inició una etapa de debilitamiento y fue abandonada.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web