Centro Histórico de Oaxaca y Zona Arqueológico de Monte Albán

Ofertas

Bien cultural inscrito en 1987.

Centro Histórico de Oaxaca

guía turística de oaxaca gratis para descargar

Descarga la Guía Histórica de Oaxaca y conoce todas las rutas turísticas de los Valles de Oaxaca.

La ciudad se fundó con el nombre de Villa de Antequera por decreto de Carlos V, el 14 de septiembre de 1526, sin embargo no fue trazada sino hasta 1529 por Alonso García Bravo, basada en un patrón de rejilla, convirtiéndose en u ejemplo de planificación colonial.

El centro histórico de Oaxaca es un perfecto ejemplo de ciudad colonial del siglo XVI, ya que los edificios de esa época se han conservado casi intactos. Adicionalmente, las construcciones posteriores han podido integrarse perfectamente bien, creando un armonioso paisaje urbano en donde predomina la cantera verde.

Sus templos con ostentoso arte sacro son testimonio de una riqueza cultural única, ya que en sus intrincadas decoraciones se puede ver claramente el mestizaje en donde se combinan símbolos prehispánicos con técnicas traídas de Europa.

Se destacan edificios como: la catedral, el Centro Cultural Santo Domingo (con un Museo, una Biblioteca, su Jardín Etno Botánico y una librería) y la Iglesia de Santo Domingo; los templos de la Compañía de Jesús, San Agustín, San Felipe Neri y San Juan de Dios; el mercado Benito Juárez, donde se puede disfrutar de la gastronomía local; el Teatro Macedonio Alcalá; el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, con tres bellos patios; el Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo; y la Alameda de León, entre otros.

Monte Albán

Este sitio fue habitado sucesivamente por los olmecas, zapotecas y mixtecas durante quince siglos. Los terraplenes, diques, canales, pirámides y montículos artificiales de Monte Albán fueron literalmente excavados en la montaña y son símbolos de una topografía sagrada. Monte Albán representa un logro arquitectónico único, similar al de Machu Picchu en el Perú y fue durante más de un milenio una de las urbes más relevantes de Mesoamérica.

Monte Albán fue fundado aproximadamente en el año 500 a. de C. y se perfiló como la capital del imperio zapoteca hasta el año de 800 d.C. cuando fue finalmente abandonado. La razón de su decadencia muy probablemente se debió a conflictos políticos. Su máximo desarrollo tuvo lugar del 350 al 750 D. C., cuando llegó a tener una población de 35 mil habitantes. Para la época Clásica son notorios sus vínculos con Teotihuacán. En Monte Albán la influencia teotihuacana se aprecia en su arquitectura, cerámica y pintura mural entre otros aspectos.

La ciudad esta asentada sobre una montaña a 500 metros de altura con una vista panorámica de todos los valles centrales de Oaxaca.

Al llegar a su imponente explanada de 300 metros de largo, se pueden apreciar varios edificios dentro de los cuales se destacan: Los Danzantes, edificación de tres cuerpos que muestra en su basamento numerosas lápidas esculpidas con representaciones de figuras humanas en posiciones muy extrañas con clara influencia olmeca. El sistema IV presenta la innovación arquitectónica más importante de la cultura zapoteca: el templo-patio adoratorio, estructura sólida y compacta donde se ejercían estas tres funciones. El Palacio, consta de dos cuerpos, con una escalinata central, en su parte superior hay 13 cuartos agrupados alrededor de un patio central. El edificio J, es uno de los más interesantes, en forma de punta de flecha, sus muros son verticales, recubiertos con lápidas con inscripciones, se cree que la cámara anterior sirvió para observaciones astronómicas. La Plataforma Sur, es una estructura muy grande que cierra la plaza por ese lado, y desde este lugar se puede observar completamente la gran plaza ceremonial. El Sistema 7 Venado, para llegar a este lugar se debe caminar sobre la parte superior de la plataforma sur, consta de cuatro estructuras alrededor de una plaza orientada hacia los cuatro puntos cardinales. El juego de pelota, tiene la peculiaridad de tener muy inclinado el talud de sus muros. La Tumba No. 7, explorada en 1932 por el Dr. Alfonso Caso, resultó tener un entierro con una fabulosa colección de 500 objetos y bellas ofrendas.

QUÉ VER

QUÉ HACER

HOTELES

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web