Ruta Barrancas del Cobre en Chihuahua

APROVECHA LAS MEJORES OFERTAS PARA TUS PRÓXIMAS VACACIONES descargar guía turística de Oaxaca

Creel

Creel

+

Es Pueblo Mágico y el centro distribuidor de visitantes hacia las Barrancas del Cobre. Visite el Museo de la Casa de las Artesanías ubicado en la antigua estación del ferrocarril, ahí se exhibe una importante colección de artesanías Tarahumaras con las que se puede conocer un poco de la cosmovisión de éste grupo. En otra sala se muestran bellas artesanías de los Raramuris. Horario: Lunes a Sábado de 9:00 a 18:00 hrs. y Domingo de 9:00 a 13:00 hrs.

San Ignacio de Arareko

San Ignacio de Arareko

+

Típica comunidad tarahumara. Su iglesia de adobe es del siglo XIX; disfrute sus valles con numerosas formaciones rocosas nombradas según las formas preponderantes; hongos, ranas, elefantes, etc. El lago de Arareko está rodeado de un bosque de pino-encino, cuenta con cabañas y zona de acampar. En el sitio se rentan bicicletas, lanchas y caballos y se vende artesanía.

Valle de Bisabírachi

Valle de Bisabírachi

+

También conocido como Valle de los Monjes. Lo atraviesa un arroyo y esta rodeado por impresionantes formaciones rocosas que sobresalen de entre el bosque, algunas llegan hasta 60 metros de altura.

Cusárare

Cusárare

+

Su iglesia data de 1752 y se conserva en excelente estado, anexo se construyó el Museo San Ignacio de Loyola, donde se alberga la colección más importante de arte sacro del norte de México. También es famoso este sitio por su cascada tipo catarata de 30 metros de caída. Aquí es donde nace la Barranca del Cobre que alcanza hasta 1,300 metros de profundidad.

Recowata

Recowata

+

Al descender de la barranca de Tararecua se llega a un manantial de aguas termales que llegan a una temperatura promedio de 35°C, pero se combina con las aguas del río formando fosas de agradable temperatura.

Cascada de Rukíraso

Cascada de Rukíraso

+

Bellísima caída de 30 metros de altura al inicio de la Barranca de Tararecua. En el trayecto hay pinturas rupestres.

Parque Nacional Cascada de Basaseachi

Parque Nacional Cascada de Basaseachi

+

Cubre la parte más abrupta y espectacular de la Barranca de Candameña. Cuenta con excelentes senderos, y servicios turísticos. En el parque, hay zonas para acampar y cabañas. Es aquí donde están las dos cascadas más altas de México, Basaseachi, con un salto de 246 metros y Piedra Volada, con 453 metros de caída libre. Otro gran atractivo es la peña de El Gigante, considerada la más alta del país. La cara del Gigante que da al cañón tiene un corte totalmente vertical de 890 metros, un gran reto para los escaladores. En la zona se practica también el campismo y ciclismo de montaña.

Batopilas

Batopilas

+

Es el pueblo minero con mayor encanto de la Sierra Tarahumara, sus minas dieron plata a manos llenas desde los albores del siglo XVIII, situado en el fondo de la barranca del mismo nombre, llegó a tener hasta 10 mil habitantes. Actualmente lo habitan sólo mil. Durante los meses de invierno, los visitantes acuden a disfrutar de su clima y vegetación semitropical. Se cosechan mangos, papayas, cítricos y aguacates, considerados exóticos en estas latitudes. Existen servicios desde modestos a clase mundial. 6 kilómetros río abajo, está la monumental construcción de la iglesia del Santo Ángel Custodio de Satevó, construida por jesuitas en el siglo XVIII.

Guachochi

Guachochi

+

Es la población con más habitantes de la Sierra Tarahumara, su cercanía con la Barranca de la Sinforosa, y la cumbre de Guerachi, les han permitido desarrollar vocación y servicios turísticos. Su comunidad apacible, cuenta con una gran calidad de vida, tiene agua en abundancia, y un clima envidiable que están prestos a compartir con el visitante. El hospedaje y la alimentación que se ofrece son de muy buena calidad. Hay cascadas, barrancos y desfiladeros de impresionante belleza escénica, la Sinforosa es la reyna de las barrancas; es la más estrecha y tiene 1,830 metros de profundidad.

Cerocahui

Cerocahui

+

Fundado en 1680 por jesuitas que construyeron la Misión de San Francisco Javier de Cerocahui, es un punto ineludible durante su viaje por las barrancas, especialmente a bordo del ferrocarril Chepe. Cerca está la cascada de Yepáravo y el mirador del Cerro del Gallego desde donde se admira en toda su magnificencia la Barranca de Urique, la más profunda de la Sierra Tarahumara con 1,879 metros. Se sugieren paseos a caballo, y caminatas hacia el vecino municipio de Batopilas. Los servicios de un guía experto son indispensables.