Historia de Colima

Ofertas

DE LA INDUSTRIA TEXTIL A LA AGROINDUSTRIA

En la región que hoy ocupa el Estado de Colima se asentaron varias culturas prehispánicas que florecieron en el Occidente Mexicano. A principios del siglo XVI, los purépechas o tarascos se lanzaron a la conquista del territorio de los tecos y llegaron hasta las salitreras de Tzacoalco; sin embargo, el Hueytlatoani Colimotl los derrotó en la conocida "Guerra del Salitre".

A su victoria sobre los purépechas, los tecos emprendieron a su vez la conquista de Sayula, Zapotlán y Amula, logrando que el reino de Colima se convirtiera en el grupo predominante de la Confederación Chimalhuacana.

Después de la toma de Tenochtitlán y de haber subordinado a los purépechas, fueron derrotadas dos expediciones por los tecos, muriendo Francisco Álvarez Chico, por lo que Hernán Cortés envió una tercera expedición, la cual confió a Gonzalo de Sandoval, derrotando a los tecos en el paso de Alima y en el Palenque de Tecomán.

Al consumarse la Conquista, Gonzalo de Sandoval fundó en Caxitlán, la Villa de Colima o Santiago de los Caballeros el 25 de Julio de 1523, estableciendo así el primer Ayuntamiento del Occidente de la Nueva España. En 1524 llegó a Colima Don Francisco Cortés de San Buenaventura con el nombramiento de Alcalde Mayor de la nueva Villa. Sin embargo, la insalubridad imperante determinó que la Villa fuera trasladada al lugar que hoy ocupa, el 20 de Enero de 1527.

De esta manera se inició la época colonial en la provincia de Colima, que con el tiempo aumentaría sus dimensiones, gracias al sometimiento de los pueblos de la costa del norte y durante la cual, sus costas cobraron gran importancia, ya que en 1533 Don Hernando de Grijalva descubrió el Archipiélago de Revillagigedo. El puerto de Tzalahua se constituyó durante los 300 años del dominio español en un sitio de defensa y en importante centro comercial.

Con la instalación de las fábricas de hilados y tejidos, La Armonía, La Atrevida y San Cayetano, comenzaron a vislumbrarse los signos de la "modernidad científica".

Durante la Independencia la Ciudad de Colima fue tomada por los insurgentes a finales de 1810 sin encontrar resistencia y fue recuperada por los realistas en 1811. La Constitución de 1857 elevó a Colima a la categoría de Estado Libre y Soberano.

En 1869 se pone en servicio del telégrafo en la ciudad capital e inmediatamente después en el puerto de Manzanillo. Seguido en 1883 por el teléfono. En 1871 se inicia la construcción del teatro Hidalgo, cuyo estreno "oficial" debió esperar hasta 1887, y sería con el nombre del para entonces gobernador, Teatro Santa Cruz.

En 1874 abrió sus puertas la primer institución de educación media del estado, el Liceo de Varones. Y con solemnidad se celebró en diciembre de 1881 la elevación de la parroquia de Colima al rango de obispado.

Antes de terminar el siglo, llegó para apuntalar la recién estrenada modernidad el ferrocarril. Tras muchas vicisitudes, el 16 de septiembre de 1889, se inauguró el tramo de vía Manzanillo-Colima. Y en marzo de 1892, el ferrocarril urbano de la ciudad de Colima.

Tras un breve pero dramático intermedio causado por el terremoto del 19 de enero de 1900, Colima reanudó su marcha modernizadora. La luz eléctrica llegó en diciembre de 1906.

Se terminó el tramo de ferrocarril Colima-Tuxpan, que en su viaje inaugural, en diciembre de 1908, arribó a Colima trayendo como su más distinguido pasajero al presidente Porfirio Díaz.

La industria textil se agotó antes de terminar el siglo XIX; pero no así el cultivo de algodón, que ya con el ferrocarril fue enviado a Guadalajara. En la década de los cuarentas se abren al cultivo nuevas tierras en el valle de Tecomán, iniciándose un nuevo ciclo económico que se va a distinguir por el cultivo del limón y el nacimiento de las agroindustrias.

En 1942 se funda la Universidad Popular de Colima, dando inicio a una nueva era.

QUÉ VER EN COLIMA

QUÉ HACER EN COLIMA

HOTELES EN COLIMA