DE PASEO POR EL CENTRO HISTORICO
DE PASEO POR EL CENTRO HISTORICO

Atractivos Turísticos

Museos

Cultura y Tradiciones

Menú desplegable personalizable

Aventura y Naturaleza

Menú desplegable personalizable

Información

Menú desplegable personalizable

Turismo de Reuniones

Menú desplegable personalizable

Atractivos Turísticos

Arquitectura Colonial

Museos

Cultura y Tradiciones

Menú desplegable personalizable

Aventura y Naturaleza

Menú desplegable personalizable

Información

Menú desplegable personalizable

Turismo de Reuniones

Menú desplegable personalizable

Es un bien inscrito como Patrimonio de la Humanidad.

El origen de la Ciudad de México está en el llamado Centro Histórico, zona delineada como un mapa de cuatro direcciones por los aztecas, retomada por los españoles y reedificada como una metrópoli.

Es aquí donde se asentaba la antigua Tenochtitlán, derruida por los conquistadores españoles que tomaron estas mismas piedras para construir una nueva y fascinarte ciudad colonial destinada a convertirse en el centro político, cultural y comercial del territorio.

El Centro Histórico comprende más de dos mil edificios arquitectónicamente relevantes y actualmente es un sitio vivo y bullicioso, aunque conserva antiquísimas zonas arqueológicas y la riqueza arquitectónica de 300 años de colonización.

Los discretos colores de la arquitectura del centro se basan en el juego de la cantera y el rojizo tezontle. Recorriendo sus calles, lo mismo se pueden encontrar hoteles de lujo, restaurantes de alta cocina, tiendas departamentales que datan de hace más de un siglo; que museos, templos y monumentos.

La geométrica regularidad del centro nos permite visitar sus distintos barrios (primitivamente agrupados en cuatro sectores: San Sebastián, Santa María, San Juan y San Pablo) que confluyen en el Zócalo; o recorrer ciertas calles que apuntan a los puntos cardinales.

Muchas de sus rincones cuentan con leyendas o reúnen un carácter peculiar, algunas calles fueron asiento de gremios artesanales o de ilustres moradores. Al caminar por los diversos callejones se pueden ir descubriendo magníficos edificios, otrora conventos o palacios.

Centro Histórico

La calle de Moneda, se llama así porque allí se encontraba la antigua Casa de Moneda de México. Tacuba, nombre prehispánico,  ha sido escenario de fastuosas procesiones. El nombre de Isabel la Católica evoca el linaje de los nobles que la habitaron.

En las plazas del Centro Histórico se pueden contemplar varios siglos de historia a la vez. Desde la Plaza de Santo Domingo, se observa el Palacio de la Inquisición. La Alameda fue creada bajo el mandato del Virrey Luis de Velasco y  su aspecto actual data del siglo XVIII cuando se le dio forma geométrica a sus veredas y se le dotó de fuentes. Vecina de la Alameda, la Plaza de Minería reúne varios de los edificios más suntuosos de la ciudad y al centro se ubica la estatua ecuestre de Carlos IV llamada El Caballito.

La Plaza de la República con un amplio espacio hace muy visible el Monumento a la Revolución que contrasta con los diversos edificios estilo art decó que lo rodean.

La Plaza de Garibaldi es uno de los lugares mas típicos y tradicionales de la ciudad. Es donde se pueden experimentar vívidamente el folclore mexicano a través de la música y la comida que ahí se ofrece.

Comprende más de dos mil edificios arquitectónicamente relevantes y una impresionante zona arqueológica. Es por eso que ha sido declarado por la UNESCO “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

Puedes recorrer el centro histórico en en bici-taxi, pero el mejor medio es simplemente caminando.

MODERNA,DIVERTIDA, COSMOPOLITA, DIVERSA…

y disfruta de unas vacaciones inolvidables

es_MXEspañol de México