Semana Santa en Taxco

Taxco ha conservado la tradición de la Semana Santa desde la época de la colonia, cuando a los esclavos negros traídos de África y los indios rebeldes, eran sometidos a torturas para infundir temor; los cronistas hablan que la celebración data de 1598. La ceremonia es considerada de las más conmovedoras e impresionantes de todo México.

Desde 40 días anteriores a la Semana Santa se llevan a cabo ceremonias en diferentes parroquias los seis viernes de la época de la cuaresma.

El Domingo de Ramos los fieles se dan cita en el poblado de Tehuilotepec en donde inician una procesión llevando varias imágenes, dentro de las que se destaca la de San Ramos y en su recorrido visitan varios templos hasta llegar a Santa Prisca en donde son recibidos por el sacerdote que bendice los cientos de ramos de laurel y palmas entretejidas.

El Lunes Santo se realiza la Procesión de las Vírgenes, con varias imágenes de Vírgenes y penitentes que van descalzas vistiendo de blanco con una melodía corta y repetitiva con la imagen de San Miguel Arcángel abriendo paso a la procesión.

El Martes es la Procesión de las Ánimas y la encabeza San Nicolás Tolentino, una enorme escultura de proporciones parecidas a la de un hombre que muestra evidencias de flagelación y sostiene un crucifijo y Rosario en la mano. Le sigue la Procesión de las Ánimas Benditas del Purgatorio que son enarboladas por la Santísima Trinidad y las imágenes de los arcángeles San Rafael y Gabriel; en ésta participan ambos sexos, es la más concurrida y se divide en: encruzados, flagelantes y ánimas. Los hombres llevan una capucha negra llamada capirote, van descalzos, arrastrando cadenas y el torso descubierto; los encruzados cargan un rollo de zarzas con espinas con un peso aproximado de 50 kg que por la forma en que se carga hace sangrar el cuello y la espalda; los flagelantes cargan una cruz de madera de 3 x 2 metros y de un peso aproximado de 6 kg y con un flagelo hecho de crin de caballo y clavos azotan sus espaldas. Las mujeres van vestidas de negro y descalzas y encorvadas llevan un crucifijo de madera y un rosario, otras llevan cirios encendidos y arrastran cadenas en manos y pies.

El Miércoles Santo, el atrio de Santa Prisca se convierte en el “Huerto de los Olivos” y se lleva a cabo la Procesión de la Santísima Trinidad, en donde las imágenes de varios santos son acompañados por todos los penitentes de las diversas facciones: encruzados, flagelantes y ánimas.

En el Jueves Santo en Santa Prisca luce una imagen de Jesús en el atrio. Por la tarde, se escenifica la Última Cena por actores locales y se inicia la procesión que encabeza el personaje de Judas Iscariote, seguido por el resto de los apóstoles. En la Capilla de San Nicolás Tolentino se escenifica una cárcel para venerar toda la noche al Divino Preso. En la noche, desde el templo de la Santa Veracruz parte la Procesión de los Cristos seguidos por los penitentes, la cual recorre varias calles del pueblo.

El Viernes Santo, se realiza la Procesión de las Tres Caídas compuesta de soldados romanos, encruzados, penitentes y un grupo de niños vestidos de ángeles; el grupo parte del Tempo de San Nicolás con la imagen de Jesús con la cruz a cuestas hasta llegar a la Plaza Borda donde se escenifican las tres caídas; pasado el medio día se lleva a cabo la representación de la crucifixión y a las 16:00 hrs se procede al descendimiento del cuerpo y se regresa al Ex Convento de San Bernardino para presentar al Cristo crucificado junto con Dimas y Gestas. A las pocas horas es bajado de la cruz para ser depositado en una urna de cristal y ser llevado en hombros durante la Procesión del Santo Entierro, encabezado por la Virgen de los Dolores, la Magdalena, San Juan Evangelista, San Pedro y los penitentes, todos cantando salmos. Después de varias horas se regresa al Ex Convento y a media noche se comienza la Procesión del Silencio en donde participan todos los devotos enlutados para velar al Señor del Santo Entierro toda la noche.

El Sábado de Gloria se guarda absoluto silencio en demostración de luto. Por la noche en la iglesia de Santa Prisca hay una misa solemne y a media noche se celebra la misa de resurrección en donde se bendicen agua y aceites y se queman los judas. Dentro de las tradiciones esta el darles a los niños y jóvenes jalones de orejas y golpecitos para recordarles que deben tener buen comportamiento y en las capillas se regalan ramas de laurel y palmas benditas.

El Domingo de Resurrección se realiza la Procesión de la Resurrección del Señor con las imágenes de la Virgen María y San Miguel Arcángel, participan las asociaciones católicas juveniles.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Desarrollado por Cayman Hosting - Hospedaje Web